Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

La baja resiliencia, un problema en el `college’

Deja un comentario

 

http://www.lavanguardia.com/edicion-impresa/20151215/30811177579/la-baja-resiliencia-un-problema-en-el-college.html

Las llamadas de emergencia por crisis emocionales se han duplicado en cinco años en algunos campus de Estados Unidos

La disminución de la resiliencia la capacidad de resolver los problemas de la vida cotidiana sin que supongan un gran desgaste emocional­ de los universitarios preocupa al personal de los colleges de Estados Unidos. Peter Gray, profesor de Psicología en Boston College, explicaba en un reciente artículo que las llamadas de emergencia al servicio de orientación psicológica de esta universidad se han más que duplicado en los últimos cinco años, y citaba como ejemplo de los casos que allí atienden el de una estudiante traumatizada porque su compañera de habitación la había llamado “puta” y el de dos jóvenes que habían buscado asesoramiento y habían llamado a la policía al ver un ratón en su apartamento.

Esta mayor fragilidad emocional es objeto de reuniones y de debates, y preocupa a profesores y responsables de los campus porque comienza a afectar y condicionar su trabajo. No es sólo que los estudiantes les reclamen más atención o ayuda para cuestiones que escapan de sus tareas docentes. Algunos profesores confiesan que tienen miedo de comunicar las malas calificaciones a los alumnos con bajos resultados por las crisis emocionales con las que luego tienen que lidiar en sus despachos. La impresión de los docentes es que algunos jóvenes interpretan una mala nota como un gran fracaso, como el fin del mundo, y otros como una razón para quejarse y reclamar en lugar de para estudiar más. Y las posibles reacciones de unos y otros inquietan a los profesores, temerosos de que alguno de

CON PADRES `HELICÓPTERO’ Los jóvenes creen que si surge un problema, necesitan un adulto para solucionarlo

L OS P R OFE SOR E S Temen comunicar las malas notas por las crisis con las que han de lidiar en sus despachos esos colapsos emocionales acabe en algo grave, como un intento de suicidio.

Cristina Larroy, directora de la clínica Universitaria de Psicología de la Universidad Complutense, asegura que la disminución de la resiliencia no es un problema del que se hable sólo en las universidades estadounidenses, sino que preocupa a escala mundial. Apunta que en los últimos años se han realizado diversos estudios sobre los niveles de resiliencia de la población joven (no sólo de los universitarios) en Estados Unidos y en diversos países latinoamericanos y se observa que no es muy alta, que hay una especie de adolescencia tardía muy generalizada. En el caso de los campus, esa falta de capacidad de muchos chavales para gestionar los arañazos que va provocando la vida interfiere en la vida académica y frustra el desarrollo emocional y personal de los estudiantes. “En el caso de los universitarios, el problema gana mayor relevancia porque se supone que se están preparando para ser profesionales y formar parte de la élite del país”, enfatiza Larroy.

En su artículo, el profesor Gray vincula la situación que se vive en los campus nortemericanos con la crianza y la sociedad helicóptero, que durante los últimos decenios ha mermado las oportunidades de los niños de meterse en problemas y encontrar su propio camino, de experimentar el fracaso y darse cuenta de que pueden sobrevivir a él, de modo que llegan a la universidad con la sensación de que si surge un problema necesitan un adulto para resolverlo y no tienen habilidades para calmarse a sí mismos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s