Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

“La mitad de los trabajos que habrá en 2030 aún no tienen nombre”

Deja un comentario

 

​Cuando Francesc Balagué cumplió 30 años lo dejó todo y empezó un viaje para dar la vuelta al mundo en 16 meses. “Un máster en toda regla”, dice. Tiempo para pensar quién eres y qué quieres hacer.

​Ahora, seis años después, es el team coach del grado de Liderazgo, Emprendimiento e Innovación (LEINN) que imparteTeamlabs (en Barcelona y Madrid) junto a la Universidad Mondragón, donde la ciudad y el mundo son sus ecosistemas de aprendizaje. Un mundo donde la generación de los 90 cambiará 7,8 veces de empleo y donde recuerda que debemos aprender a convivir con la incertidumbre sin dejar de avanzar. ¿Qué papel juega la tecnología en esta ecuación?​

En vuestra web decís: ‘Queremos revolucionar la educación’. ¿Cuál es vuestra propuesta?​

​En el marco de la educación superior podríamos concretar esta revolución en tres puntos.

Por un lado, la metodología de aprender a base de la práctica y la aplicación, learning by doing.

Por otro lado, se trata de un modelo 100% integrado en la realidad cotidiana, es decir, no estamos cerrados en unas aulas preparando personas para que después de 4 o 5 años puedan desenvolverse en un entorno de trabajo predefinido, sino que desde el día 1 estamos en contacto directo con el mundo profesional aprendiendo y emprendiendo con otros. Por esto no tenemos aulas, tenemos oficinas dentro de espacios de coworking, en constante contacto con la realidad, la calle, los clientes, los eventos, etc. Entendemos la ciudad y el mundo como ecosistemas de aprendizaje con los que interactuamos y viajamos largas temporadas a diferentes continentes.

Y finalmente, la metodología que utilizamos está basada en el equipo.

​Al cumplir 30, lo dejaste todo para empezar un viaje de vuelta al mundo de 16 meses. ¿Consideras esa experiencia como un máster? ¿Qué principales lecciones aprendiste?​

​Si, un máster en toda regla. Como pedagogo de formación tenía muy claro que un viaje de un año era una experiencia vital impresionante pero además una oportunidad de aprendizaje que no tenía comparación con ninguna otra oferta existente. Pero para sacarle el máximo provecho hay que preparar y planificar un poco e viaje en función de tus objetivos, a la vez que dejar espacio a la improvisación para adaptarte a nuevas realidades y conocer nueva gente o proyectos.

Una de las principales lecciones que aprendí es que viajar te ofrece tiempo para pensar qué quieres hacer y quién quieres ser, a la vez que se te abre el grifo de la creatividad de una forma increíble.​

​Hasta qué punto la tecnología nos aleja del aprendizaje a partir de la experiencia?

​Creo que depende mucho del uso que cada uno haga de la tecnología. En mi caso, jugando con la teoría de los 6 grados de separación, la tecnología me permitió conectar con amigos o amigos de mis amigos en cada país, y así tener unos aprendizajes a partir de la experiencia mucho más profundos y reales gracias a personas locales que conocían mucho cada región, me acogían y me explicaban todo lo que sabían sobre su cultura. Esto no hubiera sido posible a este nivel sin la tecnología. Pero si cuando viajamos y llegamos al albergue, nos pasamos el día chateando con nuestros amigos de Barcelona en lugar de salir y conocer el lugar, entonces si que no estamos aprovechando al máximo la experiencia.​

​En esta línea, Teamlabs cuenta con tres planes de formación en los que la colaboración presencial juega un papel fundamental, ¿en qué punto la tecnología se convierte en una ayuda o una barrera para innovar?​

​En un proceso emprendedor-innovador la tecnología ha de ser entendida como una herramienta más en nuestro taller. No ha de ser entendida como nuestro taller. Así que intentamos aprovecharla de forma positiva, por ejemplo, haciendo más accesibles muchos recursos y contenidos o acercando a expertos internacionales que de otra forma sería muy difícil poder contar con su colaboración.

La tecnología es una herramienta transversal que influye en las claves pedagógicas del modelo LEINN: Trabajo en equipo y desarrollo de proyectos; asignaturas y especializaciones en contenidos; viajes de aprendizaje al extranjero; lecturas (unos 20 libros al año por alumno).​

A la hora de diseñar el grado LEINN (Liderazgo Emprendimiento e Innovación), ¿qué planteamiento de trabajo teníais?​

​Trabajo en equipo, de de alto rendimiento e inmerso en un proceso de diseño con el usuario como centro.

​”El modelo universitario tradicional ya no sirve”

​¿Cómo impartís la materia?

​Para nosotros en un mundo en el que la generación de los 90 cambiará 7,8 veces de empleo y en el que el 50% de los trabajos que habrá en 2030 aún no tienen nombre; es decir, en un mundo cambiante, donde la tecnología queda obsoleta rápidamente, para nosotros “materia” es otra cosa, en la línea de la revolución de la educación que comentábamos:
Materia es tener la capacidad de dialogar con otras personas y tomar decisiones. Materia es apreciar la diversidad y mirar al mundo como nicho de oportunidades, ser ciudadanos globales. Materia es identificar oportunidades en cada esquina y tener la determinación para plantear propuestas, una y otra vez. Materia es tener coraje y voluntad para sobrepasar barreras. Materia es tener capacidad de influencia y liderazgo. Tener inteligencia emocional y saber sacar lo mejor de cada miembro del equipo.​

​Se podría decir que en vuestro grado están ‘los trabajadores del futuro’, ¿cómo serán?​

​Sí, de alguna forma entendemos que el modelo universitario tradicional de preparar personas para que 5 años después puedan entrar en contacto con el mundo profesional ya no es válido.

Los trabajadores del futuro (al menos los humanos) deberán tener la capacidad de adaptarse y sobrevivir a su contexto, y por lo tanto será imprescindible haber desarrollado y entrenado estas habilidades de cambio, adaptación, liderazgo y trabajo en equipo. Este contexto que se encontrarán, será volátil, global, incierto, duro, éticamente apasionante. ​

​Como entrenador, ¿qué consejos nos das a la hora de crear nuestros trabajos?​

​En primer lugar que sea algo que nos guste, que nos apasione y que disfrutemos haciendo lo máximo posible. Siempre habrá quien nos ponga limitaciones y dificultades así que por nosotros mismos tenemos que aspirar a encontrar el sitio que nos sintamos cómodos.

Y por otro lado, hay que tener mucha paciencia, perseverancia y aprender a vivir con cierto grado de incertidumbre. Son muchos los casos de personas que al cambiar de trabajo han empezado a dedicarse a su hobby, invirtiendo mucho tiempo, esfuerzo y pasión, poco a poco han aprendido a hacer un modo de vida a partir de esta dedicación. ​

​¿Qué innovación tecnológica te gustaría vivir?​

​Personalmente me intriga mucho todo lo relacionado con la mejora de la salud y condiciones de vida de las personas. A veces, soluciones muy simples pueden tener un gran impacto, por ejemplo en la purificación de agua, la limpieza de los océanos​, o la eliminación de minas anti persona​. No espero tanto una gran innovación sino una mayor determinación en querer contribuir a un mundo mejor.​​

– See more at: https://www.reimaginaeltrabajo.com/entrevista.aspx?Num=90#sthash.5NQde0mT.dpuf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s