Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

Por tod@s l@s Mauricios del mundo

Deja un comentario

 

Recibir este mail, merece la pena todo viaje….

 

Estimada Anna, le escribo desde Argentina….Mi nombre es Celia, soy profesora de matemática. Participé de las jornadas de neurociencias en educación y escuché sus dos maravillosas exposiciones. Sinceramente me emocionó hasta las lágrimas, se me ponía la piel de gallina (como decimos acá) cuando hablaba con tanta sensibilidad pedagógica, tanta pasión… 

La docencia tiene tantas exigencias y demandas, que uno a veces se agobia, porque siente que realmente les falla a los chicos…

Uno siente el dolor… Cuando hablaba me acordaba de un alumno en especial, Mauricio, muy capaz. Se había inscripto tres veces en el segundo de la secundaria. Nunca preguntaba, llegaba con las actividades resueltas al escritorio demostrándome, no que me había escuchado, porque generalmente faltaba, sino que se lo sabía desde la primera vez que cursó. Orgulloso recibía mis felicitaciones y ayudaba a sus compañeros de banco.  Pero una clase se acercó al escritorio y casi en un susurro, me dijo, “señora DISCÚLPEME, pero me puede explicar esto porque Ud. el año pasado no lo enseño y si no, no me lo acuerdo”. Y aunque parezca  una situación sencilla a mí me paralizó, me quedé sin palabras unos instantes y luego accedí a la explicación.

Aún no dejo de pensar en ese día y todo lo que me movilizó… Lo primero que pensé fue que sentía culpa por haber repetido y que no merecía mi atención como los demás chicos. De qué tenía que disculparse si yo estaba ahí para ayudarlo, para enseñarle… Pero, ¿realmente estaba? Tantas horas semanales sentado frente a mí y yo sin ni siquiera advertirlo, apoyarlo, alentarlo, rescatarlo, simplemente por el hecho de había repetido. Invisibilizado por mi subjetividad ante su situación. Yo era la que tenía que pedirle disculpas. Yo soy la que aún le debo una disculpa.

Mauricio regresó al año siguiente y una vez más lo dejé ir…. ¡Cuántos “Mauricio” más dejé ir!…

Pasa por mi casa siempre con su cordial saludo: -“adiós señora”, y yo con una tristeza enorme, le devuelvo un adiós querido, ¿cómo le va?

Y, ¿cómo les va a aquellos que dejamos ir? Esa pregunta me ha desestabilizado más de una vez, al punto de querer abandonar la docencia.

Si bien trato de innovar, de que en el aula se juegue, se investigue, se hagan experiencias, pareciera que siempre falta… me falta llegar a uno, a dos a cinco…

Y hay días que uno se llena de ideas y proyectos y otros que lo invaden las inseguridades, los miedos… Gracias a personas como Ud, con una humildad increíble, uno sigue apostando, porque en esta profesión valen las redundancias, hay que insistir, repetir, remar, confiar, porque los chicos se lo merecen… se merecen respeto y que se los piense como personas exitosas haciendo lo que les gusta y les de felicidad y eso va más allá de una carrera… pensar nuestros jóvenes es una obligación de la familia, de la escuela y de la sociedad…. porque cuando uno lo mira a los ojos tiene que mirar mucho más lejos y confiar que todos podemos cambiar y crecer… las oportunidades no se niegan ni se avasallan, se crean…. 

Hoy elijo nuevamente ser docente, porque creo en mis alumnos y celebro la docencia con Ud. 

Sabrá que los de matemática tenemos que remar para poder llegar… sus palabras me dieron aliento… 

Bien dice Claudi Alsina, la matemática hermosa se enseña con el corazón , y aquí estamos poniendo el corazón en lo que hacemos con aciertos y errores, pero con muchas ganas de crecer en lo que me gusta hacer… 

La saludo con abrazo gigante… 

Celia

GRACIAS Celia y tod@s las Celias que hay en el mundo, gracias por seguir moviendoos por la educación

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s