Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

Resumen de las dos ponencias de Boris Cyrulnik en el reciente Congreso de Norbera titulado: “La adolescencia, una estación para la oportunidad”, gracias José Luis

Deja un comentario

 

 

http://www.buenostratos.com/2016/05/resumen-de-las-dos-ponencias-de-boris.html

Recojo las aportaciones más interesantes que Boris Cyrulnik nos entregó -correspondientes a sus dos conferencias- en el reciente Congreso organizado por Fundación IZAN-Programa Norbera celebrado el 27-28 mayo en San Sebastián-Gipuzkoa.

Boris Cyrulnik es un hombre que tiene alma, cuando te encuentras con él sientes la calidez y la serenidad de una persona que ha renacido tras un trauma (la muerte psíquica, tal y como él la define), junto con una educación y un trato exquisito a todo el que se le acerca a preguntarle algo, pedir que le firme alguno de sus maravillosos libros o hacerle una pregunta, o simplemente departir con él…

Habida cuenta de que es un hombre muy inteligente y con una capacidad y fluidez verbales impresionantes, tomé todas las notas que pude y que alcancé a escribir a mano. Voy a recoger algunas de las ideas principales que desgranó en sus dos intervenciones. En las dos ponencias hizo gala de un finísimo y respetuoso sentido del humor. Ello unido a su experiencia y capacidad para conectar con el público, hizo que se metiera a éste en el bolsillo. En mi opinión, además, apostaría a que un hombre que es admirador de la belleza (y más cuando esta surge del sufrimiento) también le cautivaría San Sebastián y sus respetuosas gentes. Donostia, una ciudad resiliente como pocas, que superó un incendio y el asesinato de buena parte de sus moradores en el siglo XIX (1813). De esa destrucción, de ese trauma, vino la bella reconstrucción posterior.

Boris Cyrulinik en un momento de una de las dos ponencias que
impartió en el congreso. Foto: programanorbera.org

Paso a contaros todo lo que pude recoger de las dos ponencias de Boris Cyrulnik.

Sobre el adelanto de la adolescencia de las mujeres: Las niñas tienen sus primeras reglas antes que hace unos años. Hay niñas que con 9 años ya han tenido la primera menstruación. Esto conlleva un adelanto en su capacidad neuropsicológica, están dos años de media de adelanto con respecto a los hombres. Ello tiene una influencia en la aparición de la ansiedad y las convierte en más responsables con los estudios. Los hombres, en cambio llevan dos años de retraso por término medio con respecto a las chicas.

Sobre la diferencia de sexos y la manera de comunicarse: las chicas en general son más felices porque necesitan comunicar más y estar presentes en las experiencias, compartiéndolas emocionalmente. Los hombres, en cambio, se desconectan mucho más y son más felices así.

Disociación entre autonomía e independencia: esta distinción fue una idea muy interesante expuesta por Cyrulnik: un niño puede muy pronto afirmar sus propios procesos, sin embargo se retrasa su independencia. Nosotros, a los 12 años, tras un certificado educativo, ya podíamos trabajar. Ahora las cosas han cambiado mucho. Hay una disociación clara entre autonomía e independencia porque el joven puede ya pensar, decidir y actuar en muchas cuestiones por sí mismo pero no será independiente de sus padres hasta 15 años después.

Socializadores de hoy en día: la escuela e internet. La escuela para muchos, antiguamente, fue la felicidad. Nos permitió integrarnos. A día de hoy la escuela ya no cumple esta función. Antes existía un número mucho más alto de personas pobres en la escuela; hoy en día hay muchos menos. Y sin embargo la escuela se convierte en un elemento de discriminación. ¿Por qué la escuela se convierte en un elemento de discriminación más grande que antes?

Internet es el lugar ahora donde el joven se escapa a la autoridad de los padres. Surge una contracultura con valores que se escapan de los padres. Muchas veces no sabemos qué es lo que los jóvenes trasladan a internet. Internet es al mismo tiempo un gran caudal de información pero a la par un depositario de una gran basura (por ejemplo, hay difamación en internet, y es muy difícil controlar eso)

La adolescencia cuando ha habido un trauma psíquico: En el cuerpo, en su cerebro, en su historia hay una herida psíquica. ¿Qué tipo de adolescencia se puede tener? Este adolescente tiene que abandonar a su familia, se siente vulnerable, débil, inseguro. Se ve en el dilema de seguir queriéndoles pero a la vez, si no me voy, seguiré siendo siempre el niño y no maduraré.

La epigenética: sin duda estas aportaciones nos revelaron aspectos fascinantes de la síntesis entre biología (genes) y ambiente. Hay un ratón que está en alerta, cuando hay un estímulo amenazante que puede desencadenar esta alerta hay un efecto en el ratón, es un efecto causal lineal. Pensamos que es una respuesta del ratón. En cambio, si se conoce que se estresó  a la madre (fue agredida en el embarazo), se sabe que esta respuesta de alerta fue impresa y trasladada al ratón. Este ratón “enfermo” de ansiedad estaba ya “enfermo” alrededor de él. No es algo lineal, es un sistema global alrededor de él responsable de esta respuesta, todo un ambiente estresante. Hemos de cambiar los puntos del sistema para modificar esta conducta. La alteración del ratón que refleja un trauma prenatal se puede modificar si modificamos el nicho sensorial que rodea al mismo. Esto, aunque con las lógicas reservas porque no es investigación con humanos, puede trasladarse a los humanos: hemos de hacer modificaciones en los puntos del sistema que rodea al niño, en ese nicho sensorial para poder producir modificaciones epigenéticas.

Sobre el maltrato: cuando se maltrata de forma regular a un niño (se grita, se rompen platos…) es una agresión. El peor de los maltratos, en cambio, es la falta de afecto. Lo que esto produce (el abandono más puro y duro, la ausencia total del otro para el bebé) es la atrofia cerebral de los dos lóbulos prefrontales. Cuando no se les habla, cuando no se juega con los niños, cuando no se comunica con ellos… el cerebro se atrofia. A los niños que se les maltrata han aprendido a protegerse, a adaptarse; por eso su conducta es luchar, huir, oponerse, cargar contra el otro. A los niños a los que se les priva de una alteridad en cambio, se autoagreden. Porque su cerebro no ha recibido nutrimiento afectivo.

¿Es posible la resiliencia?: La resiliencia es posible si hay un entorno afectivo. El niño llega con lo que ha aprendido en sus contactos anteriores. El niño llega a un entorno seguro que le desconcierta. Pero si los acogedores, las familias adoptivas… comprenden que han de ser seguros (a pesar del desgaste que suponen sus graves alteraciones de conducta) y se les apoya, estas conductas en 1-2 años pueden mejorar.

En la adolescencia los menores reactivan lo vivido. Si hay apego seguro, habrá buena base. Se verá en las relaciones afectivas. El joven puede sufrir un desengaño amoroso y decirse: “me dejas, no me quieres, estoy triste; pero te entiendo” No hay violencia. Pero una falta de afecto y de seguridad graves que no se han curado hacen que llegue a la adolescencia con un bagaje desadaptativo (agresividad, autolesiones, automutilaciones…)

Uno de cada tres que no ha contado con los procesos de resiliencia habiendo vivido un traumatismo, sus cerebros serán diferentes. Un niño que fue maltratado llegará a la adolescencia sin ser capaz de regular sus emociones y sus impulsos (en las relaciones, en la regulación de las emociones e impulsos en general)

Los procesos sociales tienen una enorme importancia. Los primeros años es muy importante un entorno familiar sólido o si no, un sustituto en este sentido que dé seguridad y afectividad. Si además nos encontramos con un entorno social muy competitivo, la cosa se complica más. Por ejemplo, la escuela. En Japón y China es una forma de maltrato (es muy exigente) y hay una alta tasa de suicidio. En el Norte de Europa, en cambio, la escuela es diferente. Sostienen que si una niña o niño que nace ahora puede llegar a vivir 100 años, ¿para qué agobiarse si lleva dos años de retraso?

Las consecuencias de los malos tratos son neurológicas y psicoafectivas.

Diferencias entre sexos al interactuar con bebés: Los bebés tienen una memoria de trabajo desde muy bebes, en una investigación descubrieron que el estilo afectivo es distinto entre el hombre y la mujer. Los hombres no sonríen, hablan menos con el bebé pero le levantan y son más motrices. Las mujeres interactúan de modo más afectivo, acercando su cuerpo, hablando más al bebé, con musicalidad. ¿Qué graba esto en sus memorias entre 2 y 4 meses? Ante el padre no ofrece el cuerpo sino que el bebé hace más como un ovillo. El bebé anticipa lo que va a suceder. Todo esto está en la memoria de ese bebé a temprana edad.

Con los bebés abandonados que no reciben ningún tipo de estimulación, se aíslan, se balancean y se chupan el pulgar.

Sobre el enamoramiento en la adolescencia: cuando estoy enamorado estoy en un delirio. El apego, en cambio, es diferente. Es estar en una base de seguridad.

Les preguntamos a los jóvenes sobre el primer amor, que suele ser entre los 13-16 años más o menos. El primer amor modifica el estilo afectivo posterior. Pasaron un cuestionario con una entrevista y pudieron determinar el estilo afectivo de estos jóvenes. 3% de los chicos/as vivieron el amor como un traumatismo. Constatamos que fueron niños que no podían separarse de su padre y de su madre y no podían embarcarse en una aventura amorosa. Se mejoraba el estilo afectivo después del primer amor. Aprenden después a amar mejor.

Trauma temprano y desarrollo del lenguaje: los niños inseguros desde el punto de vista del trauma en su casa, que desarrollan un apego inseguro se ponen en disposición de aprender a no hablar. Todo el mundo es una agresión, no hablaran tanto, aprenderán peor el lenguaje. Tendrán actividades autocentradas. El nicho afectivo se resiente.

Es muy importante comprender las conductas de estos niños. No es fácil para los acogedores, porque sienten que hacen un esfuerzo muy grande por quererle y el niño les agrede. Este niño pega porque le desconcierta el entorno, muy diferente de lo que él ha vivido. Hemos de aprender a controlar nuestras emociones al relacionarnos con ellos y se necesita estar acompañado en la crianza.

Espero que si antes tenían las cosas claras, ahora las tengan un poco menos claras.

El día 13 de junio hago un resumen de la ponencia de Barudy y el día 20 de la de Maryorie Dantagnan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s