Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

«Tener una infancia feliz no te garantiza nada»

Deja un comentario

 

http://www.elcorreo.com/bizkaia/sociedad/201606/06/tener-infancia-feliz-garantiza-20160603201155.html

El francés Boris Cyrlulnik.El francés Boris Cyrlulnik. / MICHELENA
El psiquiatra francés Boris Cyrulnik, considerado el ‘Messi’ de su especialidad, sostiene que la adolescencia es una etapa en la que hay que soñar. «De ahí la importancia de tener proyectos»

No tuvo una infancia fácil. El francés Boris Cyrlulnik, hijo de rusos judíos emigrantes, fue capturado por los nazis cuando tan solo era un niño y llevado junto a su familia a un campo de concentración. A los seis años consiguió escapar de allí, pero lo hizo solo, ya que sus padres jamás salieron. Empezó así una etapa errante por centros y familias de acogida y cerca estuvo de convertirse en un granjero analfabeto. No obstante, es un médico de reconocido prestigio mundial «empeñado en entender sus propias ganas de vivir». A pasada semana participó en San Sebastián en el congreso ‘La adolescencia, una estación para la oportunidad’, organizada por la Fundación Izan.

Su vida es un claro ejemplo de que una infancia o adolescencia desgraciada no tiene que derivar en una vida infeliz.
Tener una infancia feliz significa haber comenzado con un buen punto de partida tu existencia, pero esto no te garantiza nada. Por otro lado, la infelicidad en la niñez implica que tu punto de partida es malo, pero tampoco conlleva que lo tengas todo perdido, porque en la vida de una persona intervienen muchos factores en el desarrollo de las relaciones y los afectos que pueden corregir, aligerar o incluso agravar la situación.
¿Podría decir qué es la felicidad?
¿No tiene otra pregunta? (risas). Para mí va relacionado con la su significado en francés, ya que ‘bonheur’ quiere decir buena hora. Por eso, yo diría que la felicidad son buenos momentos que no duran mucho. Eso creo. Estos momentos pueden ser reales, como cuando estás en una bonita ciudad como San Sebastián, o te encuentras rodeado de amigos y estás a gusto o porque has comido bien. Pero también pueden resultar imaginarios, ya que puedes ser feliz cuando sueñas que puedes serlo. La representación puede provocar una felicidad mayor que la percepción de un momento feliz.

¿Se puede ser siempre feliz?
Es imposible serlo toda la vida. Si fuéramos felices siempre, supondría una gran infelicidad, una gran desgracia. En el campo neuronal sabemos que tiene que haber recompensa y castigo, ambas funcionan juntas, aunque sean opuestas. Así, mucha sensación de bienestar provoca malestar y demasiado malestar puede desencadenar una sensación eufórica.

¿Qué son los traumas?
Aquí hay que hacer una distinción entre trauma y pruebas duras de la vida, ya que estas últimas hemos tenido que superar todos alguna vez y el cerebro esta activo. Sin embargo, el trauma es una agonía psíquica en la que el cerebro está desconectado y no atiende.

¿Cuáles son los factores para tener una infancia infeliz?
Algunos de ellos resultan evidentes y otros son menos claros. Entre los primeros nos encontramos con causas como el maltrato, el hambre o la guerra, mientras que en los segundos están el no tener apoyo afectivo y la precariedad social.

«Es más fácil educar a una niña que a un niño porque son más estables y tienen menos alteraciones»
¿Cuáles de esas dos heridas resultan más difícil de sanar en la adolescencia?
Las segundas, sin ninguna duda, las que resultan menos claras, ya que no te las esperas y están impresas dentro del desarrollo psíquico del niño, con lo que resultan más difíciles de curar. Por ejemplo, en un niño que posee carencias afectivas no te das cuentas de ellas, crees que se está desarrollando bien, hasta que en la adolescencia te percatas que tiene miedo a querer, lo que significa que ellos mismos están luchando contra lo que más necesitan, el afecto.

Los peligros de la adolescencia

¿Cuáles son los peligros a los que se enfrentan los adolescentes hoy en día?
Uno de ellos es la ausencia de proyectos. La adolescencia es un momento para soñar y si careces de proyectos, no sueñas. Por otro lado, estaría internet, que se trata de una herramienta maravillosa, una ventana al conocimiento, pero al mismo tiempo es un cubo de basura, porque nadie controla la información que se publica en la red. Eso puede conllevar una contracultura, porque los jóvenes la utilizan y se escapan de lo que dicen sus padres sin saber de dónde viene esa información.

¿También es un gran problema el acoso escolar?
Cuando unos alumnos se ríen o pegan a otro este niño se siente infeliz y eso se refleja en unos malos resultados. No obstante, también puede ocurrir que el niño consiga buenas calificaciones, pero porque se ha autoexcluido de la escuela y, entonces, el problema se encuentra en su incapacidad para socializarse.

¿Quiénes presentan más traumas: los chicos o las chicas?
Es más fácil educar a una niña que a un niño, porque suelen ser más estables, tienen menos alteraciones e incluso tienen miedo de desobedecer. Ellas se desarrollan antes y son más ansiosas, lo que hace que tengan menos comportamientos de riesgo. Son menos infelices. Ellos presentan más actitudes de riesgo en las relaciones y hacen más trampas, como copiar en los exámenes.

¿Es bueno sobreproteger a los niños?
No protegerles resulta catastrófico, pero hacerlo en demasía empobrece su nicho sensorial, aquel que le va a dar seguridad y al mismo tiempo estimular. Sobreproteger al niño le va a quitar la confianza que puede tener en sí mismo, lo que va a hacer que en un futuro le cueste irse de casa, porque le va a dar miedo, dado que la seguridad le viene de su madre. A este niño primero le encantará su madre, pero le acabará reprochando su sobreprotección. No es fácil ser madre.

¿Qué tienen que hacer el entorno familiar entonces?
Hagan lo que haga una madre no va a servir, pero no hacer nada todavía va a ser peor. La madre no tiene que estar sola en la educación del niño, se tiene que rodear de una cultura familiar.

¿Qué se debe hacer con estos niños traumatizados?
Se les debe apoyar desde un punto de vista afectivo y hacerles entender que no se encuentran solos en esta situación. Después hay que dar sentido al trauma y hacerle ver que le vamos a ayudar a entender por qué le ha pasado esto y, sobre todo, qué tiene que hacer para defenderse de ello.

¿Es a lo que usted llama resiliencia?
Eso es. Sería retomar un nuevo desarrollo después de un trauma psíquico. La dificultad en este aspecto se encuentra en que se presenten las condiciones para ello, que pueden ser biológicas, del entorno familiar o cultural o las tenemos en nuestra memoria. La resiliencia se puede dar en cualquier momento de la vida de una persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s