Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

Si on rêvait.

Deja un comentario

 

 

si-on-revait-n-26

Leer nuestra revista es dejarse sorprender por lo que las fotos han hecho surgir en forma de sueños, sensaciones, y expresión de pensamientos. Pero en estos tiempos difíciles los adultos “siempre estresados”, preocupados por la eficacia y protegiendo al niño de la agitación externa, ¿se atreverían a “ofrecer este minuto de sueño” a los jóvenes? Pues sí, y esta vez casi 200 niños han soñado, los 178 textos recibidos son prueba de ello. Sin embargo, la decisión de escribir sobre una foto tiene sus propias reglas. El resultado nos asombra y desvela nuevos matices. Asombro: la elección de las fotos generalmente está relacionada con la edad, aunque en esta ocasión no es así, pues niños de 5 años optan por “Captura de langostas migratorias” o “Trekking, carrera a pie por la montaña”. Confirmación: No siempre hay una correlación entre las fotos elegidas para soñar y la calidad o la originalidad de los relatos y escritos obtenidos. Así, en esta revista, publicamos 7 textos de los 10 recibidos (dos tercios) de “Captura de langostas migratorias” o “Trekking, carrera a pie por la montaña” pero, a la inversa, solo 9 textos de los 25 recibidos de “Descenso del río Saona en kayak y paddle”. Podemos encontrar autores de todas las edades en las fotos de “La torre ante la Superluna” (33 textos, 15 publicados), “Cordada de 4 alpinistas ante una aguja de Chamonix” (47 textos, 22 publicados) y “Ciervo bajo la luz del alba” (55 textos, 33 publicados). Un matiz completamente nuevo: la importancia de los lugares a los que el niño se siente transportado: misterio y planteamientos ante la Superluna, llamada a la libertad más allá de la discapacidad y del miedo a la montaña, inmersión en un lugar “oscuro, luminoso, habitado, secreto” en el bosque con el ciervo. El lector va de un texto a otro descubriendo las sensaciones de aquellos a los que les gustaría estar allí, por la belleza del lugar, la seguridad, el calor, el cuerpo que se siente vivo. Un canto a la vida donde también se tiene en cuenta la vida de los animales, donde el bosque protegido respira música y alegría. Una petición de ayuda a los fotógrafos: “¡Exponed vuestras fotos para proteger el bosque!” El sueño se convierte en escritura, compromiso, compartir: Vida. Buena lectura. Hélène Voisin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s