Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

Carme Montserrat: “Los jóvenes extutelados que salen adelante son verdaderos héroes”

Deja un comentario

 

Carme Montserrat: “Los jóvenes extutelados que salen adelante son verdaderos héroes”
La Dra. Carme Montserrat ha realizado varios estudios sobre jóvenes extutelados. (Carme Montserrat)
, Girona

29/11/2016 00:05 | Actualizado a 29/11/2016 09:14

Cumplir la mayoría de edad es para muchos jóvenes una gran alegría. Para los tutelados por el sistema de protección de menores, sin embargo, supone un vertiginoso salto al vacío. Al soplar dieciocho velas, se ven abocados a salir al mundo sin el apoyo de una familia y sin apenas respaldo de las administraciones públicas. Casi la mitad de ellos (46’9%) accede a la vida adulta en situación de precariedad. Esta es una de las principales revelaciones de una reciente investigación de la red estatal de ONG Jóvenes e Inclusión. Desde 1995 Catalunya cuenta con varias medidas para reducir el desamparo de estos menores, aunque las entidades sociales insisten en la falta de medios y el exceso de burocracia. En la provincia de Girona, el Àrea de Suport al Jove Tutelat i Extutelat (ASJTET) atiende a más de 200 jóvenes cada año. Carme Montserrat Boada, directora del Equip de Recerca sobre Infància, Adolescència, Drets dels Infants i la seva Qualitat (ERÍDIQV) de la Universitat de Girona y miembro de la investigación, detalla las claves de esa emancipación forzosa al traspasar el umbral de la mayoría de edad.

La edad media de emancipación de los españoles se sitúa a los 29 años, pero a los jóvenes tutelados les cierran la puerta del centro el día que cumplen 18.

Les da mucho vértigo dejar el centro porque una vez fuera no tienen a dónde ir. Al esfuerzo que deben hacer se le suma un sentimiento de soledad enorme. La población general cuando se marcha de casa de los padres muchas veces hace un proceso yoyó de irse pero volver a comer o a lavar la ropa. O, incluso, volver a instalarse una temporada con la familia si el proyecto de emancipación no les va bien. Ellos no tienen nadie con quien hacer este proceso yoyó.

Salto al vacío.

Depende de si salen de una acogida familiar o residencial. En el primer caso se quedarán viviendo con la familia y harán un proceso de emancipación parecida a la mayoría de la población, aunque dejarán de percibir el dinero que recibían por tener al niño acogido.

Potenciemos el acogimiento familiar, entonces.

La ley española de 2015 lo dice claramente. Una de las medidas que empiezan a tomarse es que los niños de cero a seis años no entren a un centro sino que vayan directamente a una familia de acogida. Si esto realmente es así terminaremos viendo un cambio importante, pero todavía se está iniciando.

Nadie mejor que ellos para contarlo: “Te miran distinto. Suelen decirte que ‘por algo estás ahí” http://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2015/09/08/miran-distinto-primera-frase-suele-soltarte-gente-por-estas-ahi/00031441740809126284884.htm 

Photo published for «Te miran distinto. La primera frase que suele soltarte la gente es 'por algo estás ahí»

«Te miran distinto. La primera frase que suele soltarte la gente es ‘por algo estás ahí»

Cuatro jóvenes tutelados cuentan el vértigo que supone cumplir los 18 años y salir al mundo sin el soporte y la ayuda que dan una familia

lavozdegalicia.es

¿Qué hay de los extutelados de acogimiento residencial?

En Catalunya desde 1995 existe un servicio dedicado a los jóvenes que salen del sistema de protección, que se reforzó en 2010 con la ley catalana de derechos y oportunidades de la infancia. La ley española de 2015 también apunta que se debe dar apoyo más allá de la mayoría de edad, aunque lo deja abierto sin especificar hasta qué edad o cómo debe ser ese apoyo. Pero por primera vez aparece en una ley de ámbito estatal. Y hay varias iniciativas legislativas en diferentes comunidades autónomas que empiezan a concretarlo, cada una bajo su criterio.

¿En qué consiste ese apoyo?

Los jóvenes pueden disponer de un piso asistido en el que pasan a vivir con otros muchachos bajo la supervisión de un educador, que no vive allí pero los visita periódicamente. También pueden solicitarse prestaciones económicas mensuales de unos 500 euros y ayuda a la inserción sociolaboral y acompañamiento jurídico, siempre que cumplan una serie de condiciones. Son programas prolongables hasta los 21 años.

¿Y si no cumplen los requisitos burocráticos?

Aquí es donde ahora mismo hay un vacío legal y se está intentando ver qué salidas puede darse a los que no pueden acogerse a estos servicios, que son muchos. Cuando uno tiene 18 años es libre de hacer lo que quiera. Hay muchos jóvenes que salen enfadados del centro y no quieren saber nada más de educadores. Otros quizá querrían adherirse al programa de vivienda pero requiere de unos compromisos y de unas normas muy claras: deben tener un proyecto de vida, es decir, deben estudiar o trabajar o ambas cosas. No pueden vivir allí sin hacer nada ni tampoco si tienen problemas de comportamiento o de drogas.

Un piso para empezar a trabajar o seguir con los estudios.

Allí aprenden a administrar una casa: comprar, cocinar, lavar, gestionar el dinero… Son procesos de adquisición de autonomía para llegar a emanciparse a partir de los 22 años. Puede comenzarse a trabajar antes de la mayoría de edad. La fundación Plataforma Educativa ahora empezará a sacar a muchachos de los centros de Girona, por ejemplo, para ponerlos en pisos de emancipación ya a partir de los 16 años. Se ha demostrado que puede hacerse un proceso mucho más positivo con ellos de este modo en vez de obligarles a convivir con tantos muchachos en el centro.

El 43% de los tutelados que han pasado por el Àrea de Suport al Jove Tutelat i Extutelat gerundense en los últimos veinte años son inmigrantes.

Ellos aún tienen que ser más resilientes porque la situación se les complica mucho más. Los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) que entran en el sistema de protección, al salir cuentan con permiso de residencia pero no de trabajo. Sólo lo podrán conseguir si alguien les contrata. Pero si una empresa está interesada en ellos tendrá que resignarse a esperar un período de tiempo indeterminado, entre que solicita formalmente al Estado la autorización para contratarles hasta que les acepten la petición y les retornen la documentación. Es un agravio comparativo muy importante, porque si contrata a un joven de aquí a la mañana siguiente le tiene ya trabajando.

Que más de la mitad de los tutelados salgan del centro sin el título de la ESO tampoco ayuda mucho.

Uno de los grandes retos es lograr que tengan las mismas oportunidades educativas que el resto de muchachos de su edad, porque sin niveles formativos competitivos están perdidos. Las dificultades que afrontan estos chicos son altísimas y el esfuerzo que deben poder de su parte es enorme. Todos los que salen adelante son verdaderos héroes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s