Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

10 estrategias de aprendizaje innovadoras para la pedagogía moderna

10 estrategias de aprendizaje innovadoras para la pedagogía moderna

por TeachThought Staff

Este es un extracto de un informe, elaborado por The Open University en colaboración con SRI International, que propone diez innovaciones que ya están vigentes pero que aún no han tenido una profunda influencia en la educación. Puede leer el informe completo, con explicaciones detalladas y ejemplos de cada estrategia de aprendizaje en acción, aquí.

10 estrategias de aprendizaje innovadoras para la pedagogía moderna

1. Aprendizaje cruzado

El aprendizaje en entornos informales, como museos y clubes extracurriculares, puede vincular el contenido educativo con temas que son importantes para los alumnos en sus vidas. Estas conexiones funcionan en ambas direcciones. El aprendizaje en escuelas y universidades puede enriquecerse con experiencias de la vida cotidiana; El aprendizaje informal se puede profundizar agregando preguntas y conocimientos del aula. Estas experiencias conectadas despiertan mayor interés y motivación para aprender.

Un método eficaz es que un maestro proponga y discuta una pregunta en el aula, luego que los alumnos exploren esa pregunta en una visita a un museo o viaje de campo, recopile fotos o notas como evidencia, luego comparta sus hallazgos en la clase para producir información individual. o respuestas grupales.

Estas experiencias de aprendizaje cruzadas aprovechan las fortalezas de ambos entornos y brindan a los alumnos oportunidades de aprendizaje auténticas y atractivas. Dado que el aprendizaje se produce durante toda la vida y se basa en experiencias en múltiples entornos, la oportunidad más amplia es ayudar a los alumnos a registrar, vincular, recordar y compartir sus diversos eventos de aprendizaje.

2. Aprender a través de la argumentación

Los estudiantes pueden mejorar su comprensión de las ciencias y las matemáticas argumentando de manera similar a los científicos y matemáticos profesionales. La argumentación ayuda a los estudiantes a prestar atención a ideas contrastantes, lo que puede profundizar su aprendizaje. Hace público el razonamiento técnico para que todos lo aprendan. También les permite a los estudiantes refinar ideas con otros, para que aprendan cómo los científicos piensan y trabajan juntos para establecer o refutar afirmaciones.

Los maestros pueden iniciar una discusión significativa en las aulas animando a los estudiantes a hacer preguntas abiertas, reformular comentarios en un lenguaje más científico y desarrollar y usar modelos para construir explicaciones. Cuando los estudiantes discuten de manera científica, aprenden a turnarse, escuchar activamente y responder de manera constructiva a los demás. El desarrollo profesional puede ayudar a los maestros a aprender estas estrategias y superar desafíos, como cómo compartir su experiencia intelectual con los estudiantes de manera adecuada.

3. Aprendizaje incidental

El aprendizaje incidental es un aprendizaje no planificado o no intencional. Puede ocurrir mientras se realiza una actividad que aparentemente no está relacionada con lo aprendido. Las primeras investigaciones sobre este tema se ocuparon de cómo las personas aprenden en sus rutinas diarias en sus lugares de trabajo.

Para muchas personas, los dispositivos móviles se han integrado en su vida diaria, brindando muchas oportunidades para el aprendizaje incidental apoyado por la tecnología. A diferencia de la educación formal, el aprendizaje incidental no está dirigido por un maestro, ni sigue un plan de estudios estructurado ni resulta en una certificación formal.

Sin embargo, puede desencadenar la autorreflexión y esto podría usarse para alentar a los estudiantes a reconcebir lo que de otro modo podrían ser fragmentos de aprendizaje aislados como parte de viajes de aprendizaje más coherentes y de más largo plazo.

4. Aprendizaje basado en el contexto

El contexto nos permite aprender de la experiencia. Al interpretar la nueva información en el contexto de dónde y cuándo ocurre y relacionarla con lo que ya sabemos, llegamos a comprender su relevancia y significado. En un aula o sala de conferencias, el contexto suele estar confinado a un espacio fijo y un tiempo limitado. Más allá del aula, el aprendizaje puede provenir de un contexto enriquecido, como visitar un sitio patrimonial o museo, o sumergirse en un buen libro.

Tenemos oportunidades para crear contexto al interactuar con nuestro entorno, mantener conversaciones, tomar notas y modificar objetos cercanos. También podemos llegar a comprender el contexto explorando el mundo que nos rodea, apoyados por guías e instrumentos de medición. De ello se desprende que para diseñar sitios eficaces para el aprendizaje, en escuelas, museos y sitios web, se requiere una comprensión profunda de cómo el contexto moldea y es moldeado por el proceso de aprendizaje.

5. Pensamiento computacional

El pensamiento computacional es un enfoque poderoso para pensar y resolver problemas. Implica dividir los problemas grandes en otros más pequeños (descomposición), reconocer cómo estos se relacionan con problemas que se han resuelto en el pasado (reconocimiento de patrones), dejar de lado los detalles sin importancia (abstracción), identificar y desarrollar los pasos que serán necesarios para alcanzar una solución (algoritmos) y refinando estos pasos (depuración).

Estas habilidades de pensamiento computacional pueden ser valiosas en muchos aspectos de la vida, desde escribir una receta para compartir un plato favorito con amigos, pasando por la planificación de unas vacaciones o una expedición, hasta el despliegue de un equipo científico para abordar un desafío difícil como un brote de enfermedad.https://4c83f5c1a8ffd1d49a578844c47ec28c.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

El objetivo es enseñar a los niños a estructurar problemas para que puedan ser resueltos. El pensamiento computacional se puede enseñar como parte de las matemáticas, la ciencia y el arte o en otros entornos. El objetivo no es solo alentar a los niños a ser codificadores de computadoras, sino también a dominar un arte de pensar que les permitirá enfrentar desafíos complejos en todos los aspectos de sus vidas.

6. Aprender haciendo ciencia (con laboratorios remotos)

La participación con herramientas y prácticas científicas auténticas, como el control de experimentos de laboratorio remotos o telescopios, puede desarrollar habilidades de investigación científica, mejorar la comprensión conceptual y aumentar la motivación. El acceso remoto a equipo especializado, desarrollado por primera vez para científicos y estudiantes universitarios, ahora se está expandiendo a profesores en formación y estudiantes de escuela. Un laboratorio remoto generalmente consta de aparatos o equipos, brazos robóticos para operarlo y cámaras que brindan vistas de los experimentos a medida que se desarrollan.

Los sistemas de laboratorio remotos pueden reducir las barreras a la participación al proporcionar interfaces web fáciles de usar, materiales curriculares y desarrollo profesional para los maestros.https://4c83f5c1a8ffd1d49a578844c47ec28c.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Con el apoyo adecuado, el acceso a laboratorios remotos puede profundizar la comprensión de profesores y estudiantes al ofrecer investigaciones prácticas y oportunidades de observación directa que complementan el aprendizaje de los libros de texto. El acceso a laboratorios remotos también puede traer tales experiencias al aula de la escuela. Por ejemplo, los estudiantes pueden usar un telescopio distante de alta calidad para hacer observaciones del cielo nocturno durante las clases de ciencias escolares durante el día.

7. Aprendizaje incorporado

El aprendizaje incorporado implica la autoconciencia del cuerpo que interactúa con un mundo real o simulado para apoyar el proceso de aprendizaje. Al aprender un nuevo deporte, el movimiento físico es una parte obvia del proceso de aprendizaje. En el aprendizaje incorporado, el objetivo es que la mente y el cuerpo trabajen juntos para que la retroalimentación física y las acciones refuercen el proceso de aprendizaje.

La tecnología para ayudar a esto incluye sensores portátiles que recopilan datos físicos y biológicos personales, sistemas visuales que rastrean el movimiento y dispositivos móviles que responden a acciones como la inclinación y el movimiento. Este enfoque puede aplicarse a la exploración de aspectos de las ciencias físicas como la fricción, la aceleración y la fuerza, o para investigar situaciones simuladas como la estructura de las moléculas.

Para un aprendizaje más general, el proceso de acción física proporciona una forma de involucrar a los alumnos en los sentimientos a medida que aprenden. Ser más consciente de cómo el cuerpo de uno interactúa con el mundo también puede apoyar el desarrollo de un enfoque consciente del aprendizaje y el bienestar.

8. Enseñanza adaptativa

Todos los alumnos son diferentes. Sin embargo, la mayoría de las presentaciones y materiales educativos son los mismos para todos. Esto crea un problema de aprendizaje, al poner una carga sobre el alumno para descubrir cómo interactuar con el contenido. Significa que algunos estudiantes se aburrirán, otros se perderán y es probable que muy pocos descubran caminos a través del contenido que resulten en un aprendizaje óptimo. La enseñanza adaptativa ofrece una solución a este problema. Utiliza datos sobre el aprendizaje anterior y actual de un alumno para crear un camino personalizado a través del contenido educativo.

Los sistemas de enseñanza adaptables recomiendan los mejores lugares para comenzar contenido nuevo y cuándo revisar el contenido antiguo. También proporcionan varias herramientas para monitorear el progreso de uno. Se basan en prácticas de aprendizaje de larga data, como la lectura de libros de texto, y agregan una capa de apoyo guiado por computadora.

Los datos como el tiempo dedicado a la lectura y los puntajes de la autoevaluación pueden formar una base para guiar a cada alumno a través de los materiales educativos. La enseñanza adaptativa se puede aplicar a las actividades del aula o en entornos en línea donde los alumnos controlan su propio ritmo de estudio.

9. Análisis de las emociones

Los métodos automatizados de seguimiento ocular y reconocimiento facial pueden analizar cómo aprenden los estudiantes y luego responder de manera diferente a sus estados emocionales y cognitivos. Los aspectos cognitivos típicos del aprendizaje incluyen si los estudiantes han respondido una pregunta y cómo explican sus conocimientos. Los aspectos no cognitivos incluyen si un estudiante está frustrado, confundido o distraído.

De manera más general, los estudiantes tienen mentalidades (como ver su cerebro como fijo o maleable), estrategias (como reflexionar sobre el aprendizaje, buscar ayuda y planificar cómo aprender) y cualidades de compromiso (como la tenacidad) que afectan profundamente la forma en que aprenden. .

Para la enseñanza en el aula, un enfoque prometedor es combinar los sistemas informáticos para la tutoría cognitiva con la experiencia de los profesores humanos para responder a las emociones y disposiciones de los estudiantes, de modo que la enseñanza pueda responder mejor a todo el niño y al alumno.

10. Evaluación de sigilo

La recopilación automática de datos que se realiza en segundo plano cuando los estudiantes trabajan con entornos digitales enriquecidos se puede aplicar a una evaluación discreta y ‘sigilosa’ de sus procesos de aprendizaje

La evaluación sigilosa toma prestadas técnicas de juegos de rol en línea como World of Warcraft, en los que el sistema recopila continuamente datos sobre las acciones de los jugadores, haciendo inferencias sobre sus objetivos y estrategias para presentar nuevos desafíos apropiados. Esta idea de integrar la evaluación en un entorno de aprendizaje simulado se está extendiendo ahora a las escuelas, en temas como ciencia e historia, así como a la educación de adultos.

La afirmación es que la evaluación sigilosa puede probar aspectos del aprendizaje difíciles de medir, como la perseverancia, la creatividad y el pensamiento estratégico. También puede recopilar información sobre los estados y procesos de aprendizaje de los estudiantes sin pedirles que se detengan y realicen un examen. En principio, las técnicas de evaluación sigilosas podrían proporcionar a los profesores datos continuos sobre cómo progresa cada alumno.

Los comentarios están cerrados.