Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant


Deja un comentario

Monografia. La resiliència, forjant els temps de les possibilitats, a Temps d’Educació

 


image001.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Temps d’Educació

1r semestre 2014

 

 

 

 

 

Aquest número compta amb un monogràfic dedicat a la resiliència i un dossier sobre els orígens de la modernitat pedagògica. En el primer, s’analitza el paper de la resiliència en l’èxit escolar dels estudiants de procedència estrangera, identificant els elements resilients d’aquells que superen amb èxit les circumstàncies adverses. En el segon, s’estudien les aportacions de Montaigne, Descartes i Rousseau a la gènesi de la pedagogia moderna. La revista inclou també estudis i recerques, i reflexions i assaigs, a més d’un apartat de testimonis pedagògics.

 

Tot el contingut de la revista és d’accés obert. Per a rebre informació gratuïta sobre la publicació de nous números, veure publicacions anteriors o subscriure’s a la versió en paper, podeu accedir al nostre web.

 

Monografia. La resiliència, forjant els temps de les possibilitats

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Marta Burguet i Anna Forés

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Rosa Mateu Pérez, Mónica García Renedo, José Manuel Gil Beltrán, Antonio Caballer i Raquel Flores Buils

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Francesc Bosch Gras, Emili Martín Huerta, Isabel Montiel Dacosta i Liria Román López

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Sandra Costa, Anna Forés i Marta Burguet

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Dossier. Sobre els orígens de la modernitat pedagògica: Montaigne, Descartes i Rousseau

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Isabel Vilafranca Manguán i Antonieta Carreño Aguilar

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Isabel Vilafranca Manguán i Antonieta Carreño Aguilar

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Teresa Duran

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Gil Pla Campàs, Montserrat Benlloch Burrull i Francesc Martínez-Olmo

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Octavi Fullat i Genís

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0

image002.png@01CF8C8F.6A90A4F0

Montserrat Obradors i Samarra

image003.png@01CF8C8F.6A90A4F0


Deja un comentario

SALIR DE LA ZONA DE CONFORT. DILEMAS Y DESAFÍOS EN EL EEES

 http://www.tendenciaspedagogicas.com/Doc/N_23.pdf

 

Forés, A., Sánchez, J.A. i Sancho, J.M. (2014). Salir de la zona de confort. Dilemas y Desafíos en el EEES.Tendencias Pedagógicas, 23, 215-236. Disponible a http://www.tendenciaspedagogicas.com/Articulos/2014_23_15.pdf

 


Deja un comentario

El uso de la geolocalización en educación secundaria para la mejora del aprendizaje situado.

Revista Latinoamericana de Tecnología Educativa – RELATEC, Vol 12, No 2 (2013)

Tamaño de la letra:

El uso de la geolocalización en educación secundaria para la mejora del aprendizaje situado.

Begoña Gros, Anna Forés

Resumen

En este trabajo se describen dos experiencias de aprendizaje situado que integra las aplicaciones móviles y herramientas geolocalización en los proyectos pedagógicos de las aulas de secundaria. La investigación se enmarca en el proyecto “Mi móvil al servicio de la comunidad: aprender y compartir” una iniciativa impulsada por Fundación Telefónica en colaboración con Fundación Itinerarium, y la Universidad de Barcelona. Los dos estudios de caso han sido realizados durante el curso académico 2012/2013. Este artículo se estructura  en primer lugar, con la fundamentación teórica  de la investigación. En segundo lugar, se describen los objetivos y la metodología de investigación utilizada y, posteriormente, se analizan y discuten los resultados obtenidos. Los ejemplos de experiencias del uso de los teléfonos móviles y la geolocalización en la escuela todavía son escasos. Por este motivo, es de especial relevancia explorar y analizar propuestas didácticas que incorporen en las actividades formativas este tipo de tecnología, como son estos dos casos.

 

http://campusvirtual.unex.es/revistas/index.php?journal=relatec&page=article&op=view&path%5B%5D=1193&path%5B%5D=797


Deja un comentario

Jollien, un referent

“La vida no tiene solución… porque no es un problema”

 

Ser hombre

Jollien es de las personas que más me han impresionado. Lo conocí hace diez años y me deslumbró la agudeza con que cincela el arte de vivir, al modo en que los primeros filósofos griegos mostraban cómo vivir. Se me acerca caminando a trompicones, y parece que se va a caer a cada paso. No intento ayudarlo: él me enseñó que hacer sentir al otro que te apena es humillarlo. Le estrecho la mano y le escucho como a un oráculo: alguien que ha sufrido y ha reflexionado tanto es garantía de sabiduría. Me lo reafirma la lectura de El oficio de ser hombre y El filósofo desnudo (Octaedro), sus dos últimas obras. Se fotografía con dos de sus hijos en la sede de la Fundació Catalana Síndrome de Down.

Qué le diagnosticaron?
Atetosis.

¿Qué es eso?
Discapacidad neuromotora: dificultades en la coordinación de movimientos.

¿Desde cuándo?
De nacimiento, por hipoxia (falta de oxígeno) en el cerebro, por estrangulamiento con el cordón umbilical.

¿Qué recuerda de su niñez?
La lucha contra mis dificultades físicas.

¿Quién diría que lo ayudó más?
Un amigo cura me animó a buscar la verdad, guiándome en mis lecturas filosóficas.

¿Y qué filósofo lo iluminó más?
Sócrates, cuando dice: “Antes que intentar vivir mejor, intenta mejorar”.

¿En qué consiste mejorar?
En llegar a ser como un niño: sin máscaras.

¿De dónde extrae su fuerza?
De mi debilidad: la fragilidad es fortaleza.

¿Cuál es ahora su fragilidad?
Ser padre. Miro a otros padres… y querría tener esos cuerpos fuertes, sanos, válidos.

¿Envidia? ¿Celos? ¿Admiración?
Un poco de todo. Lucho contra ello: quiero aceptar mi cuerpo y vivir como un hombre.

¿Progresa? ¿Cómo lo lleva?
Siempre he oído: “No eres como los otros”; es verdad… ¡pero sin exagerar! Ahora debo no exagerar al idealizar el cuerpo de otros.

¿Cómo se aprende eso?
Converso con amigos cuyos cuerpos querría, y juntos entendemos que un cuerpo de hombre es como otro cuerpo de hombre, con sus dones, sus dificultades… y su final.

Sí, todos los cuerpos, al final… ¡al hoyo!
Por eso aprendo de un amigo sepulturero.

¿En serio?
He convivido una semana con él en sus pompas fúnebres. Le pregunté por qué no se ponía guantes para tocar cadáveres, y me dijo: “Esta señora hace dos horas abrazaba a sus nietos y la besaban: ¿por qué voy a ponerme yo guantes para tocarla?”.

¿Qué aprendió allí?
Parecería el peor oficio posible… ¡pero insufla confianza en la vida! El cuerpo es sagrado, pero somos algo más… que no sé definir.

Si pudiese elegir un cuerpo para volver a nacer con él, ¿cuál elegiría?
No hay una vida que yo desee en su totalidad. Y de haber tenido un cuerpo válido… yo no hubiese vivido todo lo que he vivido.

Todo es para algo, todo va encajando…
La vida no tiene solución… porque quizá no es un problema. El reto es confiar en la vida.

¿Qué es lo mejor y lo peor de sus días?
Me despierto y me desanimo: sé que todo me costará un gran esfuerzo y no me apetece levantarme. Y medito media horita…

¿En qué consiste esa meditación?
Observo cómo los pensamientos tristes aparecen, vienen y se van. Luego trabajo. Por la tarde quedo con amigos. Y luego estoy con mi familia.

¿Cómo es la relación con su mujer?
No es una pasión de serial romántico: nos amamos tal como somos, sin interpretar personajes que no somos.

¿Qué la enamoró de usted?
Mi ligereza y mi alegría.

¿Qué es ligereza?
Lo contrario de pretencioso, de pomposo.

¿Qué es alegría?
Adhesión total a la existencia.

¿Y qué es la felicidad?
La conjunción de alegría y desapego. ¡Y aquí fallo yo!

¿Por qué?
Porque me cuesta el desapego: en cuanto alguien es amable conmigo… ¡paf, me apego! Debería saber ser más fluido y sereno.

¿Cómo puedo aprender la alegría?
¡Está en ti! Búscala en tu fondo, bajo tus máscaras… Tú fíjate en cómo un niño la expresa, de modo espontáneo y simple.

¿Qué les enseña usted a sus hijos?
Que los amo incondicionalmente: “Aunque quemes la casa, ¡te amaré igual!”, les digo.

Vigile…
“¡Pero procura que no suceda!”, añado, ja, ja… Y les pido perdón por mis imperfecciones, debilidades y errores. Y les enseño ejercicios espirituales.

Cuénteme uno.
Cada mañana me pregunto: “¿A quién puedo ayudar hoy?”. Y siempre encuentro a alguien.

Dos.
Cada mañana me pregunto: “¿De qué objeto puedo despojarme hoy?”. Tengo muchos libros, y cada día regalo uno a alguien.

Tres.
Una vez por semana busco, entre mis contactos telefónicos, al que pueda estar más solo y necesitado. Y le llamo.

Cuatro.
Con mis hijos, tomamos tres libros de casa, insertamos un billete de 10 francos en cada uno y los regalamos a tres mendigos. ¡Uno se ha aficionado a Séneca: me alegró verlo!

Cinco.
Les enseño a mis hijos que “el Buda no es el Buda, por eso le llamo Buda”. O sea, “Víctor no es Víctor, por eso le llamo Víctor”.

Explíquemelo.
Enseña a tomar una distancia alegre, es una invitación a la libertad: ¡vive sin máscaras, sin interpretar personaje alguno!

¿Se puede vivir sin máscaras?
Los niños lo hacen. Y es genial. Ser simple, ligero, qué maravilla.

¿Cuál diría que es la máxima virtud?
La bondad.

¿Por encima de la inteligencia?
La suprema inteligencia se llama bondad.


Deja un comentario

Resiliència a Revista de Arte

http://www.revistadearte.com/2011/07/10/una-palabra-que-va-a-ponerse-de-moda/

10 julio, 2011 | Por Andrés Merino | Categoría: Libros | Imprime esta noticia

En medio del ambiente general de crisis que impregna no sólo la realidad económica sino los más variados aspectos de la vida social, son muchas las voces que abogan por recomponer escalas de valores y recuperar tiempo perdido. A diario se proponen grandes fórmulas cuya difícil ejecución implica a organizaciones supranacionales o grandes comunidades, mientras propuestas mucho más humildes en su planteamiento, pero quizá más eficaces si se les dotase de un plazo de tiempo para su puesta en marcha, podrían alcanzar notables éxitos. Anna Forés, doctora en Ciencias dela Educación, y Jordi Grané, Licenciado en Filosofía, han publicado en Plataforma Editorial un libro que lleva por título una palabra que no figura aún en el diccionario dela RealAcademia, que piensa incorporarlo a su vigésimo tercera edición, en preparación. Nos referimos al vocablo “Resiliencia”, la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y, lo más importante, sobreponerse a ellas. Aunque ambos especialistas predican la cualidad también de un grupo o comunidad, prefieren hablar de “adversidades”, si bien los hechos que nos transmiten en las historias de superación que ilustran la demostración práctica de sus teorías son de una gravedad –y desgraciada actualidad- que asombran por su crudeza. Con una sobresaliente capacidad de remisión al pasado para explicar el presente, los autores razonan con sólidos argumentos que ambos no pueden condicionar el futuro porque no hay ser humano preso del destino o la fatalidad. Pero atención, huyendo de todo buenismo tácito o expreso, que tanto daño ha hecho bajo la apariencia de psicología barata. Nada más lejos que un libro de autoayuda.

Un ser humano resiliente es aquél que se reconstruye con capacidades y habilidades a partir del contratiempo. No tiene nada que ver con ser invulnerable: en este sentido, el libro desarrolla ampliamente la idea de proceso, no de respuesta automática. Empleando una metáfora, hacerse resiliente sería un arte. Otra cosa sería una mera transformación instantánea. Naturalmente, todo proceso resiliente aboga por el respeto, la empatía, el buen trato. Es una llamada al optimismo.El aprendizaje no es una suma de éxitos, sino que incluye fracasos con conclusiones, con aprovechamientos, con crecimiento. Apuntando estos rasgos, los autores señalan toda una paradoja: la utilidad de administrar sabiamente buenas dosis de memoria y olvido, y la ventaja que aportan las creencias religiosas como base espiritual.

Dada la brevedad del tratado propuesto, quizá hubiera sido de desear que algunos epígrafes como el decálogo para construir la resiliencia, tomado de Stefan Vanistendael, se hubiera explicado con mayor detenimiento, o que aspectos como la importancia del humor se hubieran desarrollado con la misma amplitud que otros, en los que se entra en cuestiones incluso antropológicas. Al concluir la lectura, verdaderamente amena, uno se pregunta si el concepto de resiliencia no podría ser una auténtica vacuna contra muchas de las crisis de la actualidad. Resiliencia. Una habilidad personal que va a ponerse de moda, no lo duden.

Andrés Merino Thomas

“La resiliencia. Crecer desde la adversidad”

Anna Forés y Jordi Grané

Barcelona, Plataforma Editorial, 122 pág.

ISBN: 978–84–96981–20–1