Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant


Empieza la Neuroeducación 21-22

La Neuroeducación es una nueva disciplina académica que integra los conocimientos en neurociencia para aplicarlos a la educación y a los aprendizajes.

Supone un impulso muy importante para la innovación educativa y con fundamentos científicos que, junto con todos los fundamentos tradicionales de la pedagogía moderna, contribuye a mantener su crecimiento. Es, por consiguiente, una nueva fuente de conocimientos que suma a que la pedagogía optimice todavía más sus propuestas.

Iniciamos la aventura

Reencontrarnos para seguir avanzando en el camino de la neuroeducación, poniendo presencia y vivencia. Agradecidos a todas las personas que se han querido sumar a la trayectoria del máster y felices de compartir estos días de alta intensidad y aprendizaje.

¿Te gustaría formarte para transformar?: https://www.ub.edu/neuroedu/formacion/


cada final de curso nuevo número de la revista JONED

https://revistes.ub.edu/index.php/joned/issue/view/2615

Vol. 2 No. 3 (2021): Journal of Neuroeducation

mceclip0.png

DOI: https://doi.org/10.1344/joned.v2i3

Editorial

Neuroeducational Research

Experiences & Perspectives

Neuromads


Jornades Innovació educativa

Dilluns 12 de juliol
 
9.30 – 10.00 – Benvinguda institucional
10.00 – 11.30 – Per què hem d’innovar?
Manel Jiménez – Vicerector de Transformació Educativa, Cultura i Comunicació – Universitat Pompeu Fabra
11.30 – 12.00 – Pausa cafè
12.00 – 14.00 – Neuroeducació i innovació: Com la neuroeducació ens ajuda a entendre els processos d’aprenentatge
Anna Forés – Professora de la Universitat de Barcelona
____________
Dimarts 13 de juliol
 
9.30 – 11.30 – Circularitat, sostenibilitat i ODS a la docència
Sònia Llorens – Directora de la Càtedra d’Economia Circular del TecnoCampus
Màrian Buil – Professora del TecnoCampus
Jordi Bonareu – CEO Hallotex
Laia Vera – Estudiant del TecnoCampus
11.30 – 12.00 – Pausa cafè
12.00 – 14.00 – Perspectiva de gènere a la docència
Elisabet Mas – Professora Universitat Politècnica de Catalunya
Taula Rodona: – Meritxell  Puyané – Responsable de la Unitat d’Igualtat del TecnoCampus
Aina Fernàndez – Professora del TecnoCampus (ESUPT)
Alba Pardo – Professora del TecnoCampus (ESCST)
Lluís Codinas – Professor del TecnoCampus (ESCSET)
____________
 
Dimecres 14 de juliol
 
9.30 – 11.30 – Aprenentatge híbrid: planificació, activitats i avaluació
Azucena Vázquez – Junta Directiva de l’Associació Espiral, Educació i Tecnologia
11.30 – 12.00 – Pausa cafè
12.00 – 13.30 – Feedback formatiu
Nativitat Cabrera – Professora de la Universitat Oberta de Catalunya
13.30 – 14.00 – Cloenda institucional
____________
Pòsters
Durant les Jornades s’exposaran els pòster dels projectes d’innovació i recerca que s’han dut a terme al TecnoCampus durant l’últim curs acadèmic.
 
Salutacions.
 
Servei per a la Qualitat, Aprenentatge i Innovació del TecnoCampus


Sabia no es la persona que proporciona las respuestas verdaderas, es la que formula las preguntas verdaderas (Claude Lévi-Strauss)

7. ¿Hasta qué punto la genética condiciona nuestro comportamiento?

De los 20.300 genes que componen el genoma humano, hay unos 8.000 que en un momento u otro operan en el cerebro. Todos pueden tener diversas variantes, que influyen en la manera en que se construye y funciona este órgano. Esto provoca, a su vez, que influyan en todos los aspectos de nuestro temperamento y de los comportamientos que manifestamos. La influencia de los genes se cuantifica en porcentaje y se denomina heredabilidad. Por ejemplo, la resiliencia tiene una heredabilidad del 52%. El resto hasta alcanzar el 100% depende de las experiencias vividas, de la educación recibida y de cada situación ambiental particular. Ahora bien, en cualquier aspecto del temperamento o del comportamiento que analizamos, intervienen muchos genes, que además interactúan con el ambiente. La manera precisa de interaccionar todas estas variantes génicas entre ellas y con el ambiente es extraordinariamente compleja y, mayoritariamente, todavía desconocida.  

8. ¿Cómo afectan las modificaciones epigenéticas al cerebro de nuestros hijos?

Los genes ajustan su funcionamiento en función del ambiente donde crece y vive cada persona. Una de las maneras que tienen de hacerlo es a través de modificaciones epigenéticas, que consisten en la adición de determinadas moléculas al material genético, las cuales, sin cambiar el mensaje que contiene, alteran su funcionamiento. Sin embargo, se ha visto que algunas vivencias que tienen los progenitores, como por ejemplo haber sufrido una experiencia muy traumática o haber consumido drogas durante la adolescencia y la juventud, pueden condicionar las modificaciones epigenéticas que tendrán sus descendientes, mediante los óvulos y los espermatozoides que los formarán. Esto puede acabar afectando su comportamiento, normalmente aumentando la probabilidad de que sufran trastornos mentales. ¿Cómo se decide qué experiencias acabarán alterando el funcionamiento del cerebro de los descendientes aun no nacidos? ¿Por qué a menudo parece que estos cambios perjudiquen las funciones cognitivas de los hijos? 

9. ¿Cómo computa el cerebro todos los datos que gestiona?

Alan Turing, considerado el padre de la informática moderna, propuso que el modo en que funcionan los ordenadores para computar datos del mundo real tiene que ser equivalente al modo en que lo hace el cerebro humano. Sin embargo, todos los intentos de buscar equivalencias han fracasado. La principal diferencia es que los ordenadores actuales tienen un conjunto de circuitos fijos y estables, mientras que el cerebro humano es extraordinariamente flexible. Por una parte, porque va tejiendo conexiones neuronales nuevas a partir de cada experiencia que tenemos. Por otro lado, porque cada pensamiento puede seguir diversos caminos paralelos dentro del cerebro, en cierta manera como propone la física cuántica en lo que se refiere a la posición y al estado de las partículas subatómicas. ¿Cómo acaban armonizando estos diferentes caminos neuronales en un pensamiento final único? ¿O quizás lo que sucede es que solo uno de los muchos caminos posibles se nos acaba haciendo consciente y el resto se desvanece?

10. ¿Existe el libre albedrío?

La actividad cerebral asociada a la consciencia se produce unas 300 milésimas de segundo antes de que nos demos cuenta conscientemente de la situación. Es un lapso de tiempo considerable, dada la velocidad con que se procesa la información. Dicho de otra manera, el cerebro sabe qué haremos antes de que nosotros mismos lo sepamos. Este dato ¿está en contradicción con la existencia del libre albedrío? ¿Quién decide cómo actuamos en cada situación?  ¿Lo hace el cerebro por su cuenta, basándose en la experiencia acumulada y las informaciones sensoriales y pensamientos de cada momento, y después nos informa de ello y nos hace conscientes, como parece sugerir este dato? Hay diversidad de opiniones entre neurocientíficos respecto a este tema. Las respuestas impulsivas emocionales parece que se producen de esta manera. Sin embargo, las reflexivas pueden tomar muchos más caminos. ¿En qué momento actúan las redes neuronales implicadas en el procesamiento racional y reflexivo de la información y en la toma de decisiones? ¿Hasta qué punto tenemos el libre albedrío acotado por el funcionamiento intrínseco del cerebro?


4 preguntas neuroeducativas

https://www.ub.edu/neuroedu/te-damos-la-bienvenida-a-la-segunda-etapa/

3. ¿Cómo podemos tener una percepción unificada de la realidad?

Todas las percepciones que nos llegan a través de los órganos de los sentidos, de naturaleza y contenido muy diverso, se combinan con nuestros pensamientos. Aun más: los órganos de los sentidos están formados por miles de células receptoras que envían, cada una de ellas, su propio mensaje al cerebro. En cada instante dado, sin embargo, no tenemos un cúmulo de experiencias que se nos solapen de manera caótica, sino que todas las entradas sensoriales y los pensamientos se unifican en una experiencia fenomenológica única, que en neurociencia cognitiva se denomina qualia. Y este es el misterio. ¿Cómo se combinan rápidamente todos los impulsos eléctricos para traducirse en impresiones subjetivas como el gusto, el color o el dolor? ¿Y cómo lo hace el cerebro para integrarlo todo de manera armónica y dinámica en una percepción unificada pero subjetiva de la realidad?

4. ¿Por qué podemos ser conscientes de nuestra consciencia?

La autoconsciencia es el proceso cognitivo que nos permite ser conscientes de que somos conscientes, lo que permite que podamos interpretar el mundo de manera reflexiva. Curiosamente, es la única característica mental que no perdemos nunca. Se han estudiado muchos casos de personas que, a causa de un traumatismo, un accidente vascular, una operación quirúrgica o una enfermedad neurodegenerativa han sufrido la pérdida de alguna característica cognitiva, según la zona del cerebro afectada. No obstante, nunca se ha hallado un caso en que una persona haya perdido la capacidad de percibirse como sujeto individual diferenciado del resto. Hay diversas áreas cerebrales implicadas, todas necesarias, pero ninguna suficiente por ella misma, de manera que esta facultad reside en las conexiones dinámicas, pasajeras y fluctuantes que se establecen. Y es justo aquí donde reside el misterio. Si la actividad es dinámica, fluctuante y pasajera y, por lo tanto, aparentemente lábil, ¿por qué nunca dejamos de ser conscientes de nuestra propia existencia?

5. ¿Qué hace el cerebro cuando descansamos, o estamos distraídos y absortos?

El cerebro en reposo, es decir, cuando descansamos o estamos distraídos, absortos, tiende a disminuir la actividad y aprovecha el tiempo para regenerarse: elimina sustancias tóxicas o rehace conexiones neuronales, entre otras cosas. Sin embargo, las regiones implicadas en la autoconsciencia mantienen la actividad intacta o incluso parece que la incrementan, lo que comporta que, proporcionalmente, cuando estamos en reposo estas zonas estén mucho más activas que el resto. Esto se denomina red de funcionamiento por defecto. Dicho de otro modo, para saber quién somos es mejor sentarnos tranquilamente que mirarnos al espejo.  ¿Por qué estos estados de relajación y reposo, como los que proporcionan estar absortos o meditar, reforman la percepción del yo? 

6. ¿Por qué no podemos conocer la realidad tal como es?

Hay gran cantidad de experimentos que demuestran que siempre percibimos la realidad de manera subjetiva. Uno de los más clásicos es el denominado experimento de la mano de goma.  Mediante un juego de espejos se hace creer a una persona que una mano de goma situada a continuación del reflejo de su brazo es realmente su mano. Si entonces se pincha la mano de goma, el sujeto percibe un pinchazo que no ha recibido. Dicho de otro modo, nuestra experiencia de la realidad no se basa únicamente en lo que transmiten los sentidos, sino también en las expectativas que tenemos, y se ve muy influenciada por las experiencias previas e, incluso, por las creencias. Por este motivo, cada persona percibe una misma situación de manera ligeramente diferente. ¿Por qué el cerebro no nos permite conocer la realidad tal como es?

Completamos las 10 preguntas en la próxima entrada

Las preguntas son viajeras, nos llevan más allá del lugar donde empiezan y se extienden en redes de mayor tamaño para capturar nuestra atención. Te esperamos en la última etapa.