Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant


Neurograma

por Redacción NEdu | Jun 1, 2021 | 

Cómo mejorar la atención, el razonamiento y la memoria

Expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter y el Kings College de Londres analizaron datos de más de 17.000 personas sanas de 50 años o más. Citando a Keith Wesnes, profesor de Neurociencia Cognitiva en la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter:

«Encontramos relaciones directas entre la frecuencia de uso de los rompecabezas de palabras y la velocidad y precisión del rendimiento en nueve tareas cognitivas que evalúan una serie de aspectos de la función, incluyendo la atención, el razonamiento y la memoria. El rendimiento fue sistemáticamente mejor en aquellos que declararon participar en rompecabezas y, en general, mejoró de forma incremental con la frecuencia de uso de los rompecabezas. Por ejemplo, en las pruebas de velocidad de razonamiento gramatical y precisión de la memoria a corto plazo, la realización de rompecabezas de palabras se asoció con una reducción relacionada con la edad de unos 10 años. Ahora tenemos que hacer un seguimiento de esta emocionante asociación en un ensayo clínico, para establecer si la participación en rompecabezas resulta en una mejora de la función cerebral».

https://www.exeter.ac.uk/news/featurednews/title_595009_en.html

El cerebro detesta los espacios vacíos.

¿Podrás resistirte a rejuvenecer completando las palabras de la siguiente imagen?

1. Célula especializada en la generación, transmisión y conducción de señales eléctricas (potenciales de acción).

2. Estudia los cambios heredables en la función de los genes, que se producen sin que se produzca un cambio en la secuencia del ADN.

3. Síndrome que afecta a inmigrantes que viven situaciones extremas. El nombre se inspira en el héroe mítico que vivió innumerables adversidades y peligros lejos de sus amada Penélope.

4. Detectores de señales químicas que conllevan una respuesta celular.

5. Actividad eléctrica producida por el cerebro.

6. Proceso de facilitar el aprendizaje o la adquisición de conocimientos, así como habilidades, valores, creencias y hábitos.

7. Tipo de neurita especializada en recibir aferencias sinápticas de otras neuronas.

8. Neurona en la que del soma únicamente surge una prolongación o neurita, la cual actuará como axón.

9. Tiene forma de nuez y es el órgano principal del sistema nervioso central.

10. Es una estructura en forma de almendra. Forma parte del sistema límbico; su principal función es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales.

11. Sistema ordenado de conocimientos estructurados que estudia, investiga e interpreta los fenómenos naturales, sociales y artificiales.

12. Capacidad o facultad de entender, razonar, saber, aprender y de resolver problemas.

13. Hormona liberada en grandes cantidades durante el parto y también con un abrazo o una caricia.

14. Capa más externa del cerebro que rodea los hemisferios cerebrales como la corteza de un árbol.

¿Te ha resultado fácil resolverlo?

Si lo has conseguido, cuéntanoslo. Y si se te ha resistido alguna palabra, no te preocupes, aquí tienes la solución.


Ignacio Morgado: “Es un gran mito que sepamos poco del cerebro. Nos queda por saber, pero no tanto como se piensa”

  • El neurocientífico Ignacio Morgado es el autor del libro ‘Materia gris. La apasionante historia del conocimiento del cerebro’.
Ignacio Morgado es catedrático de psicobiología en el Instituto de Neurociencias y en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona.
Ignacio Morgado es catedrático de psicobiología en el Instituto de Neurociencias y en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona.

¿Cuándo se empezó a interesar la ciencia por el cerebro? ¿Desde cuándo sabemos que la razón y los pensamientos provienen del cerebro? ¿Cómo y por qué se producen las enfermedades mentales? ¿Es el cerebro tan desconocido como se dice? Estas y otras muchas respuestas las encontraremos en ‘Materia gris. La apasionante historia del conocimiento del cerebro’. Su autor, Ignacio Morgado, es catedrático de psicobiología en el Instituto de Neurociencias y en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona, además de uno de los neurocientíficos más prestigiosos de España. Después de escribir libros como Emociones e inteligencia social, Aprender, recordar y olvida o La fábrica de las ilusiones, se adentra de lleno en la historia de cómo el ser humano ha llegado a conocer todo lo que hoy sabes del cerebro, una historia que apasionará tanto a curiosos como profesionales.

Después escribir libros sobre las emociones, los sentidos… ¿Cómo se le ocurrió hacer una historia sobre el conocimiento del cerebro y la mente humana?

Porque recoge toda la historia de mi especialidad, que es la psicobiología. Yo soy neurocientífico y todo lo que he estudiado y sobre lo que he escrito tiene una historia, y me pareció que estaría bien escribir sobre de dónde viene el conocimiento de las cosas que sabemos. Hace ya unos años, cuando oposité a la cátedra preparé ya una historia de conocimiento sobre el cerebro y hace un tiempo me pareció que era interesante publicarla. La actualicé, la corregí durante casi tres años… e intentado que no sea excesivamente larga ni densa, porque meter 20 siglos en un solo libro sin que sea muy denso ni incompleto ha sido complicado. Pero como tiene un índice muy bien hecho, se pueden consultar solo partes o personas que te interesen, como un libro de referencia, si no quieres leértelo como una novela, que también se puede.“Bailar sirve para prevenir una serie de alteraciones a nivel cognitivo, y además es divertido y motivante”

¿A quién va dirigido?

A mucha gente. Primero para los neurocientíficos, profesores, profesionales sanitarios, psicólogos, estudiantes… como un libro de consulta. Además, está redactado de tal forma, y tiene tantas anécdotas para que puede resultarle interesante a cualquier lector al que le atraiga el tema del cerebro, los sentidos, las enfermedades mentales… porque ayuda a entender muchas cosas del cerebro y la mente humana sin necesidad de profundizar. Para escribirlo, me he basado en los textos de grandes estudiosos, como Mary Brazier, he trabajado esos libros y he hecho síntesis, porque, evidentemente, no podía ir a las fuentes primarias, me habría llevado toda una vida.

El cerebro es, junto con el corazón, el órgano que más interés ha despertado, ya no solo a nivel médico, sino también espiritual, emocional, filosófico… ¿Por qué?

Al principio llamó más la atención el corazón, porque el cerebro es un órgano discreto, que está escondido en el cráneo, no se ve, no se siente… todo lo contrario que el corazón, que está pegando en el pecho continuamente para recordarnos que está ahí. Además, es rojo, bonito… el cerebro es tosco, feo… por eso en un principio nadie pensó en el cerebro como el órgano de la mente, la razón, los sentimientos, sino en el corazón. De hecho, un gran pensador como Aristóteles pensaba que el cerebro era un refrigerador porque el corazón -que era el que provocaba las emociones, pensamientos…- cuando se apasionaba mucho, calentaba demasiado la sangre, que tenía que subir al cerebro para que este la enfriara.

“Soy optimista, creo que es posible encontrar una cura para las enfermedades neurodegenerativas y mentales, pero no sabemos cuándo”

De hecho, en el libro asegura que “no hay ninguna señal, sentido o sentimiento especial que nos indique, ni siquiera de manera intuitiva, que pensamos con lo que hay dentro de nuestra cabeza’. ¿Por eso pensaban los antiguos que era el corazón, y no el cerebro el responsable de nuestros pensamientos?

Claro. Ahora lo damos por hecho porque lo sabemos, y pensamos que es una sensación que tenemos, pero no es así. El cerebro no nos da ninguna señal de que es él el que piensa. Sabemos que pensamos con el cerebro porque nos lo han dicho desde niños, pero si no nos lo hubiera demostrado la ciencia, no lo sabríamos, porque no hay ninguna señal intuitiva de que sea así, por eso pasaron siglos hasta que se demostró que es el cerebro con lo que pensamos.

También asegura que “la idea de que no puede demostrarse nada más que la existencia de la propia mente no es tan descabellada como parece”. ¿Mente y cerebro son la misma cosa entonces?

Científicamente no es cierto que la mente y el cerebro sean cosas distintas, porque la mente, la razón, los pensamientos… resultan del funcionamiento del cerebro, son como el movimiento y la rueda. Y la prueba más contundente es que si se daña el cerebro, la mente se daña o se altera. Lo que ocurre es que hay una parte de la mente, que es la conciencia, la subjetivad…. que la vivimos como algo que va más allá de lo material, de la ciencia, y eso hace que la gente tenga pensamientos trascendentales, religiosos… Esto puede incluso tener hasta un sentido biológico, porque cuando la gente cree, se siente más motivada para vivir. Yo soy científico y no creo en nada sobrenatural, pero no le quitaría nunca a nadie su fe.

Después de estudiar la historia del conocimiento del cerebro en profundidad, de todas las teorías e hipótesis sobre el cerebro. ¿Cuál cree que es la más descabellada?

Pues una muy interesante es una de un médico de origen griego, Galeno, que decía que dentro del cuerpo había espíritus naturales, que se iban transformando a medida que pasaban por los nervios para cumplir su función… y lo curioso que esas ‘cosas’ existen, pero con las hormonas, los neurotransmisores… Estaba acertado, pero la ciencia de aquella época no tenía capacidad para detectar cuales eran esos ‘espíritus’. Y bueno, la del refrigerador de Aristóteles, que es preciosa y apasionante.

El cerebro lo han estudiado distintas ramas de la medicina (psiquiatría, neurología…) y otras ciencias, como la psicología, la filosofía… ¿Cuál ha averiguado más cosas sobre este órgano?

La neurociencia básica, que es con la que se ha aprendido en un laboratorio cómo funciona el cerebro a base de hacer experimentos. Luego está la clínica, que tiene un gran problema, porque a pesar de que sabemos mucho del cerebro y de cómo funciona, hay enfermedades neurológicas que no podemos curar.

“No es cierto que la mente y el cerebro sean cosas distintas, la mente resulta del funcionamiento del cerebro”

¿Sigue siendo el cerebro un órgano misterioso, del que parece que nos queda mucho por saber?

Eso es un gran mito. Nos queda por saber, claro, pero no tanto como se piensa. Sabemos mucho sobre el cerebro, se ha escrito muchísimo sobre él y hay montones de laboratorios que siguen investigando, sobre todo sobre las grandes enfermedades neurológicas para poder encontrar una cura.

Como neurocientífico, ¿qué cree que lo más importante del cerebro que aún nos queda por conocer?

Lo más interesante sería descubrir cómo la materia se convierte en imaginación, la subjetividad… pero sospecho que nuestro cerebro no tiene capacidad para saberlo. Lo que sí creo que llegaremos a saber es qué es lo que hace que un cerebro esté consciente, algo importante, por ejemplo, para saber qué cambios físicos tiene que haber en un cerebro para que este vuelva a despertar cuando esta inconsciente. Aunque lo más importante a nivel práctico, y no por curiosidad científica, sería saber cómo curar las enfermedades mentales, neurodegenerativas porque, además, con el envejecimiento de la población, cada vez tenemos más posibilidades de padecerlas.La Salud realiza de forma sistemática estudios cerebrales cuantificados capaces de valorar la evolución de la demencia

¿Es esa la gran asignatura pendiente en las neurociencias?

Sin duda, porque enfermedades como el HuntingtonAlzheimerParkinson… se pueden paliar, pero no se pueden curar a pesar incluso de que de muchas de ellas sabemos la causa. El Parkinson, por ejemplo, sabemos que tiene su origen en la falta de dopamina, y se trata con fármacos, pero no somos capaces de dar con un tratamiento para que las personas no lo sufran.

¿Es optimista en este sentido?

Yo soy optimista y creo que es posible encontrar una cura para estas enfermedades, pero no sabemos cuándo. Hoy mismo, por ejemplo, ha surgido una noticia sobre que cierto tipo de radiaciones pueden crear una respuesta inmunológica que reduce las placas que provocan el Alzheimer. No es una cura, pero puede ser un paliativo importante, así que no dejamos de descubrir cosas cada día que nos van a ir ayudando poco a poco. La ciencia trabaja constantemente, e incluso sin buscar soluciones concretas, como pasó con la penicilina -que se descubrió por casualidad-, surgen nuevos descubrimientos y curas. Pero claro, para eso la ciencia tiene que estar trabajando y se tienen que dar las condiciones para que estos descubrimientos se den. 


Modelos Pedagógicos en Educación Física

Portada
https://oposicionesconcerebro.es/modelos-pedagogicos-en-educacion-fisica/

Recientemente se ha publicado “Modelos Pedagógicos en Educación Física” elaborado por un quinteto de una verdadera banda de Rock&Roll y bendecido por la #familiaedufis a través de ilustres docentes y profesionales de todas las etapas educativas, de varias especialidades e incluso de otros ámbitos. A las horas de vuelo de sus autores, hay que sumar sus otras aportaciones de gran impacto en el ámbito que tanto nos apasiona:

Daniel N. Ardoy ha sido coautor en otros libros de “Neurociencia, Deporte y Educación” y “Gamificación en Educación Física”.

Juan Ángel Collado también ha participado en el libro de “Neurociencia, Deporte y Educación” y “Didáctica de la Educación Física en Educación Infantil y Primaria”.

Irene Pellicer ha escrito obras como “NeuroEF: la Revolución de la Educación Física desde la Neurociencia” y “Educación Física Emocional”

Lara Romero lleva muchos años emocionando y cautivando a sus seguidores con su creatividad y sus visual-thinking.

Carmina Gabarda es autora de publicaciones como “Los días largos” y “Ellas también”.

¿De qué trata el libro?

Ya en la portada del libro, que por cierto es espectacular, los autores remarcan una frase célebre de Hammeleck “La educación es mucho más que Educación Física pero es muy poco sin ella”. El inicio del libro invita al entusiasmo con la cita de Luis Racionero: “La sabiduría es la armonización de los tres ejes, pensamiento, sentimiento y acción, de los cuales pueden y deben nacer lo verdadero, lo bello y lo bueno”. 

El 1º capítulo del libro sirve de introducción para clarificar el popurrí conceptual en referencia a la intervención didáctica docente; el 2º y 3º capítulo están dedicados a la evaluación, una necesidad esencial en la educación actual. Los siguientes siete capítulos entran de lleno en los modelos: modelo de aprendizaje cooperativo, modelo de educación deportiva, modelo de responsabilidad personal y social, modelo comprensivo de iniciación deportiva, modelo ludotécnico, modelo de educación aventura, otros modelos (alfabetización motora, modelo actitudinal, autoconstrucción de materiales, educación para la salud, pedagogía dialógica corporal) y la hibridación de todos los modelos. E incluso los autores realizan una propuesta contextualizada a los tiempos que corren “Educación Física Distanciada”. El libro es una delicia, con una simbiosis entre teoría-práctica de incalculable valor y gran aplicabilidad, un libro útil y recomendable, con un formato vanguardista e innovador, que acompaña al lector en todo este delicioso camino.

Hasta aquí el libro se podría dar por terminado y podríamos estar bien agradecidos, pero los autores nos hacen un regalo a modo de epílogo vinculando la Educación Física con la Neurociencia (NeuroEducación Física). Un viaje por la historia de la Educación Física que delata por qué el cerebro siempre ha estado enamorado de nuestra asignatura, incluyendo los ingredientes neurocognitivos que deberían estar presentes en nuestras clases, y que finaliza con una visión global e interdisciplinar del universo con la hibridación de modelos pedagógicos y de metodologías activas. ¿Una segunda parte?

¿Qué opinan los profesionales?

La crítica ha sido unánime, “Modelos Pedagógicos en Educación Física” es un manual necesario e imprescindible, un libro emocionalmente divertido y educativamente significativo. Un homenaje a toda la #familiaedufis. Aquí las reseñas de la contraportada:

Este manual conjuga perfectamente, la teoría y la práctica. ‘Doctrina sine vita, arrogatem reddit. Vita sine doctrina inutilem facti’. Miguel Ángel Delgado Noguera – Profesor de la Universidad de Granada.

El libro que tienes en tus manos aborda de forma rigurosa y amena muchas de las claves esenciales de la neuroeducación y te hará entender, vinculando la teoría con la práctica, por qué todo lo que es bueno para el corazón, es bueno para el cerebro. Tu salud global saldrá fortalecida tras esta lectura. Jesús C. Guillén – Miembro de la cátedra de neuroeducación de la Universidad de Barcelona.

Cada capítulo es una obra de arte, una historia excelsa con la capacidad de armonizar el saber científico con la aplicabilidad del día a día. Una nueva forma de ver la Educación Física. Iván Rivilla – Profesor de la Universidad Internacional de La Rioja.

Esta obra cuenta con un elemento diferenciador que le otorga aún un mayor aval: los numerosos ejemplos y recomendaciones (basados en experiencias reales) que te ayudarán a desarrollar una verdadera Educación Física de calidad. Isaac Pérez – Profesor de la Universidad de Granada.

Sin duda, es una publicación actualmente necesaria que supone un avance en el proceso enseñanza-aprendizaje de la Educación Física. Palma Chillón – Profesora de la Universidad de Granada.

Libro necesario y de gran utilidad para los docentes en el que se profundiza sobre metodología y evaluación, los dos motores básicos de la educación actual. Un gran acierto y una obra de referencia. Juan Andrés Merino – Profesor de Educación Física.

Han conseguido que en su propuesta se una la inteligencia a la hora de analizar diferentes modelos pedagógicos y la sabiduría al sintetizarlos. Mauro Sánchez – Profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Un libro escrito desde el rigor y la emoción. Cuidado hasta el último detalle. Atractivo, intenso y sugerente. Imprescindible. Enric M. Sebastiani – Profesor de Blanquerna – Universitat Ramon Llull.

Verdadera propuesta de cambio… Leer este libro es un placer, aplicarlo una meta. Francisco García – Profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha.

¿Cómo encontrar respuestas a preguntas educativas existenciales?… el ejemplar que tienes entre tus manos… te servirá como guía para ordenar las piezas del puzzle que marquen tu andadura dentro de este fantástico mundo llamado Educación Física. Carlos Chamorro – Maestro de Educación Física.

El libro, sin ser pedante, es provocador, y en su última página lanza un desafío a la #familiaedufis: “Las palabras acaban, el propósito continúa”. Y el broche final culmina con una cita del mismo autor con el que inician la obra, Luis Racionero, que homenajea al arquitecto de la ‘Última catedral de Europa’, el mismísimo Antoni Gaudí: “La sabiduría viene de sapere, que es el sabor en el sentido del gusto. Sapiencia es una síntesis; comprender o asimilar una cosa totalmente, como cuando se digiere. Por el contrario, la inteligencia es análisis: separa conceptos y los combina según las reglas de la lógica para representar la realidad”.

 ¿Cómo puedo poner mi granito de arena?

Todos los beneficios recaudados por la venta del libro en el mes de junio de 2020 serán donados íntegramente a obras sociales y solidarias. Comparte su hashtag #familiaedufis y sé una parte importante de este proyecto. ¿Dónde conseguirlo? Pincha aquí.

Puedes compartir este post en twitterinstagram o facebook

“No existen desafíos imposibles sino voluntades pequeñas”


Gracias a Andrea allí estaremos

Perspectives on Educational Neuroscience Research

CHAIR
Goldin, AndreaTorcuato Di Tella University (UTDT), Argentina        

SPEAKERS
Cecilia Inés Calero, Torcuato Di Tella University (UTDT), Argentina        
Andrea A. Chiba, University of California, San Diego (UCSD), US
Anna Forés Miravalles, Universitat de Barcelona, Spain
Verónica Nin, Facultad de Psicología de la Universidad de la República, Uruguay