Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant


Vamos por la cuarta con gran ilusión

 

    Posgrado

    NEUROEDUCACIÓN

    Aprender con todo nuestro potencial

    Universitat de Barcelona

    Modalidad Semipresencial

    Anuncios


    Deja un comentario

    10 Mitos sobre el rendimiento de los alumnos contados por John Hattie


    John Hattie es un investigador muy conocido en el ámbito educativo desde hace muchas décadas, pero su último trabajo ha tenido una particular resonancia en el mundo educativo, particularmente en el de habla inglesa.

    En efecto, durante 15 años ha estado llevando a cabo una serie de meta-análisis sobre aspectos críticos del aprendizaje y la enseñanza. Su estudio de síntesis afecta a una población de 250 millones de alumnos y es, sin duda, el trabajo más comprehensivo que se haya hecho hasta la fecha. La metodología de este tipo de estudios es compleja y no es este el lugar para tratarla, baste señalar que se trata de un conjunto de procedimientos que permiten sintetizar estudios de investigación cuantitativa para llegar a tener una idea global del efecto que producen las variables en estudio sobre, en este caso, el rendimiento de los alumnos. Este índice se llama ME (magnitud del efecto) y viene a señalar la importancia de las diferencias entre los grupos experimentales y de control, tal como se muestra en la figura de abajo.

    En esta figura se representa la importancia de una determinada magnitud del efecto, es decir, ¿qué magnitud ha de tener un determinado efecto para ser considerado bajo, medio o alto? O dicho de otro modo, un ME de tal o cual valor ¿qué importancia cualitativa tiene?

    Imagen tomada de www.greatmathideas.com

    Pues bien, John Hattie ha publicado, en fechas relativamente recientes, dos obras de gran importancia para investigadores, profesores e interesados en la educación en general, bajo el título: Visible Learning.  Hay una web que os animo a visitar que contiene una gran cantidad de información relevante sobre su trabajo, incluyendo entrevistas, videos y otros materiales.

    Haz clic aquí para acceder a la web

    Voy ahora a mencionar con mucha brevedad 4 de los mitos a los que se refiere el título. En la próxima entrada veremos los demás. Habrá tiempo en el futuro para volver sobre muchos otros de los hallazgos sintetizados por este autor, a partir de los estudios primarios llevados a cabo por miles de otros investigadores en el campo educativo.

    1. El tamaño de la clase. La reducción de tamaño de la clase (del número de alumnos) hace mejorar el logro del estudiante, pero solo de modo marginal. Nuestra preocupación por el tamaño de la clase es un enigma; lo que es realmente importante es que el profesor aprenda a ser un experto en su propia clase, sin importar tanto el tamaño de la misma.

    2. El tipo de escuela. Las academias, las grammar schools y las escuelas estatales en realidad no difieren demasiado en su interior, lo que es más importante es un buen liderazgo dentro de la escuela; mirar quién tiene el control sobre cómo se eligen los profesores y cómo progresan después de haber sido seleccionados.

    3. El uniforme. Las discusiones sobre el uniforme escolar son una distracción; no importa si el uniforme es obligatorio o no, ya que no produce ninguna diferencia en absoluto en el rendimiento de los estudiantes. La escuela debe decidir si desea aplicar un uniforme o no, pero no pierdas más tiempo debatiendo sobre él.4. Las tareas. Se ha encontrado que no tiene ningún efecto sobre el progreso de los alumnos de Primaria. Para hacerlo bien, sin deshacerse de ellas, a los niños en el nivel primario se les deben pedir menos proyectos y más actividades que refuercen lo aprendido en la lección de ese día en la escuela. En Secundaria, a pesar de no tener prácticamente efecto alguno, se pone mucho empeño en ella, 5-10 minutos de práctica de lo que se enseñó en la escuela ese día, tiene el mismo efecto que 1-2 horas.

    Antes de terminar quiero apuntar algo que me parece importante. No es posible encontrar resultados definitivamente concluyentes sobre efectos de variables en el rendimiento, en el sentido de que no es fácil (quizá imposible) establecer leyes en el mundo de la educación, en todo caso hablamos de cuasi-leyes. Por otra parte, los resultados tienen el carácter de provisionalidad que les da el hecho de ser obtenidos siempre bajo condiciones de incertidumbre. Estos aspectos son un tanto técnicos y afectan a dimensiones epistemológicas de la investigación. Para los que estéis familiarizados con ellas os resultarán elementales, para los que no, baste señalar que todo lo dicho significa que puede haber evidencias en el futuro que maticen o contradigan lo señalado (ocurre en todas las ciencias experimentales) y, por otra parte, que lo señalado para un gran conjunto no tiene por qué ser predicable para un caso singular. Por tanto, ¡prudencia en la interpretación!

     


    Adele Diamond: “más naturaleza y menos cemento

     

     

    http://www.ara.cat/es/Adele-Diamond-Los-deberian-sentados_0_1784821646.html

    La neurocientífica, que fue invitada por el Instituto Guttmann para participar en la jornada ‘Neuropsicología y escuela’, propone cambiar el paradigma educativo para centrarse más en las necesidades emocionales y físicas

    • La neoyorquina Adele Diamond ha demostrado con su investigación que se pueden mejorar las funciones cognitivas en el aula. / FRANCESC MELCION

    Es una de las quince neurocientíficas vivas más influyentes y sus investigaciones sobre las funciones cognitivas han impactado en la educación de millones de niños. Adele Diamond defienda que la estimulación de la creatividad y el ejercicio físico en la escuela son tan importantes como las habilidades curriculares.

    ¿La escuela tiene que cambiar la forma en que educa?

    Sí. Necesitamos que se imparta más actividad física y artística porque ayudan a construir las funciones ejecutivas [habilidades cognitivas como la atención, el autocontrol o el pensamiento flexible, que permiten asociar ideas]. Hay quien piensa que si los niños se divierten y son felices no están trabajando seriamente. Y se puede disfrutar y aprender a la vez. Después de la actividad física, en lugar de estar cansado para dar clase, puedes tener más energía y no ansías moverte porque ya lo has hecho y la clase está más tranquila. Los niños deben tener tiempo para moverse y para expresar su creatividad y para aprender a trabajar en grupo. En las escuelas que tienen más tiempo para la actividad física y las artes y, por tanto, menos tiempo para hacer instrucción académica, los alumnos sacan mejores resultados académicos que los que sólo hacen actividades curriculares.

    Pero son materias que a menudo hemos menospreciado. ¿Cómo benefician al desarrollo del cerebro?

    Si tocas un instrumento en una orquesta tienes que recordar las secuencias que tienes que tocar, ser flexible y adaptarte a los cambios del director de orquesta, a los otros niños o los imprevistos. En el caso de la práctica de un deporte, también hay que adaptarse a lo que pasa en el campo y quizás quieres marcar pero no estás en la mejor posición y has de ejercer el autocontrol y pasar el balón y esto requiere entrenamiento. Se aprende practicando. Siempre aprendemos mejor las cosas a través de la práctica y no a partir de la escucha abstracta. Es como el conductor y el pasajero de un coche. El conductor se aprende la ruta porque la necesita y el pasajero sólo se sienta. Desafortunadamente tenemos alumnos pasajeros.

    ¿Cuál es el papel de la educación emocional?

    Si te sientes triste, estresado o solo, las funciones ejecutivas sufren. Por lo tanto, necesitamos preocuparnos de que el niño sea feliz y por sus problemas en casa, que impiden que se concentre en la escuela. Que sea feliz es esencial para los resultados académicos. La investigación muestra que tenemos más flexibilidad cognitiva y mejor memoria para el trabajo cuando estamos contentos.

    Dice que el amor de una madre puede compensar otros déficits.

    Creo, aunque no hay suficientes evidencias, que no es sólo el de una madre. Puede ser un profesor. Alguien que se preocupe por ti, que te escuche, que crea en ti, que te diga que serás capaz de hacerlo. Pongo el ejemplo del niño que aprende a caminar. Quizás cae cinco veces al día, pero nadie le dice: “Has suspendido”. Le decimos: “Estoy segura de que aprenderás a hacerlo”. En cambio, van a la escuela y ¿qué oyen? “Hoy has sacado un suspenso”.

    ¿Está diciendo que en la escuela no hay que poner notas?

    En las escuelas Montessori no se ponen notas y los niños obtienen buenos resultados académicos.

    Hay un debate abierto: ¿los niños deben ir a la escuela a los 3 años o están mejor en casa?

    Todo depende de cómo se haga la actividad. Es inapropiado para el desarrollo tratar a los niños como si fueran estudiantes universitarios y esperar que estén sentados escuchando la lección. No deberían estar sentados ni necesitan instrucción académica. En Finlandia, donde los niños sacan buenos resultados académicos, no empiezan la escuela hasta los 7 años. No hay que empezar la escuela pronto. Pero si en la escuela se les ayuda a ejercitarse físicamente y desarrollar funciones ejecutivas como el autocontrol, entonces es genial. Pero debe hacerse en el contexto del movimiento y del juego y hacer que disfruten de la escuela, no que la odien.

    ¿Qué piensa del acceso de los niños a las nuevas tecnologías?

    No digo que no tengan que acceder, pero debe ser un acceso limitado porque los aleja de la interacción social. Me preocupa que los niños no aprendan a interactuar en el mundo real con gente real y de todo tipo. Y esto requiere práctica, no se aprende delante de una pantalla. También necesitan contacto con la naturaleza y menos cemento.

    Los científicos han salido a la calle a reivindicarse en la Marcha por la Ciencia. Es inusual.

    Sí, pero tiene más que ver con Trump y con los estúpidos que niegan el cambio climático. La verdad es importante y eso se está perdiendo con Trump porque miente. Y los argumentos científicos no se pueden negar. No se puede poner al mismo nivel el creacionismo y la teoría de la evolución, y hemos demostrado que el hombre es el causante del cambio climático. Es irrefutable. La gente debe saber cuando hay evidencia científica y cuando no. Debemos ser buenos consumidores de ciencia para diferenciar entre lo que es científicamente demostrable y lo que es fe en una opinión.

    Pero para conseguir esto hace falta educación científica.

    Sí, y para ello es necesario que los profesores estén formados. En Estados Unidos a muchos profesores les gustaría hacer educación activa pero no saben cómo, sólo les han enseñado a recitar la lección. Nadie les ha dado las herramientas para hacerlo. No digo que todos deban educar según el sistema Montessori, pero sería beneficioso que aprendan algunas de las técnicas.