Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant


Guía de Supervivencia. Un #proyecto para el medio físico 3º ESO. #abp

José Luis Redondo

Guía de Supervivencia es un proyecto creado para trabajar los contenidos del Medio físico de 3º de ESO. La idea central gira en torno a un supuesto apocalipsis en el que los seres humanos sucumbimos.Lo que nos obliga a volver a un estado casi salvaje, por lo que deben aplicar todos sus conocimientos sobre el clima, la vegetación, los animales, así como las herramientas y materiales, que podrían crear a partir de los recursos que les ofrece el medio.

La pregunta-motriz guía todo el proceso educativo, de hecho es el inicio de la unidad didáctica y de ahí parte todo el trabajo sucesivo. Mi intención es que trabajemos el Aprendizaje superficial durante un tiempo, trabajar la práctica espaciada y solucionar las lagunas de información y errores.

¿Cómo podríamos sobrevivir a un apocalipsis planetario y conseguir alimentarnos, refugiarnos y sobrevivir a los posibles peligros que haya en los diferentes medios físicos?

Ver la entrada original 371 palabras más


“Es difícil recuperar las neuronas de la memoria; es mejor evitar que mueran”

 

https://elpais.com/sociedad/2018/09/26/actualidad/1537983930_127674.html?id_externo_rsoc=FB_CC

Mi GPS cerebral tiene problemas hoy”, se ríe la científica noruega May-Britt Moser (Fosnavåg, 1963) como comentario a la jornada llena de encuentros y desplazamientos que la Fundación AstraZeneca le ha organizado en Madrid –y en la que se incluye esta entrevista–. La referencia a los sistemas de navegación y ubicación es un chiste autorreferenciado: Moser, su exmarido (entonces aún casado con ella), Edvard Moser y el estadounidense John O’Keefe compartieron en 2014 el premio Nobel por sus trabajos en las células del cerebro que sirven a las personas para orientarse.

Los trabajos premiados son de hace unos 12 años, pero la investigadora sigue trabajando en el mismo campo. Con un añadido: “Hemos encontrado, en un área hermana del cerebro, las células que determinan cómo se percibe el tiempo, por qué a veces pasa volando y a veces parece eterno”, explica.

Moser recalca que su laboratorio se dedica a la ciencia básica, la que, si todo va bien, acabará llegando al uso clínico. Pero, aunque no es su objetivo primordial, no descarta entrar en disquisiciones acerca de la utilidad de sus descubrimientos. “Estudiamos un área muy importante para la navegación espacial del hipocampo”, la zona del cerebro donde ha localizado las neuronas relacionadas con la ubicación y el tiempo. Es una región “fundamental en el ser humano, y cuando estas células mueren se pierden funciones”.

La médica no cree que aspectos tan básicos para el individuo puedan recuperarse fácilmente. La realidad en los hospitales de medio mundo lo confirma. Cuando una persona tiene alzhéimer, por ejemplo, no se ha encontrado la manera de que vuelva a  recordar lo que ha olvidado. Por eso “es difícil recuperar las neuronas de la memoria; es mejor evitar que mueran”, afirma. No cree que la plasticidad del cerebro, su capacidad para sustituir unos circuitos perdidos por otros, vaya a ser de gran utilidad en deterioros de funciones tan básicas. “Si no sabemos por qué mueren no podemos actuar”, concluye.

“Hemos encontrado, en un área hermana del cerebro, las células que determinan cómo se percibe el tiempo, por qué a veces pasa volando y a veces parece eterno”

Pese al cansancio, Moser comenta con entusiasmo su visita. Especialmente los diversos encuentros con jóvenes que ha mantenido. “Mi mensaje es que hay que trabajar para explicar cómo el cerebro elabora los recuerdos episódicos [de un hecho concreto]. Por qué, cómo y cuándo se recuperan esas memorias”. Aunque a veces ha recibido en esos encuentros comentarios muy desconcertantes. “Como esos jóvenes que se me acercaron esta mañana y me dijeron: ‘Vaya, si eres un ser humano”, cuenta divertida. Pero lo valora: “Si me ven como un ser humano ya saben que ellos también pueden llegar a hacer lo que aman”.

En el caso de esta científica (ellas son el 5% de los galardonados con el Nobel), el premio no le ha alterado demasiado la vida. Hubo ofertas –”y presiones”, admite– para que dejara el laboratorio de Trondheim, en el medio de Noruega, donde trabaja. También la solicitan mucho para que acuda a eventos –”pero nunca hago algo que no quiera”, afirma–. “Seguramente me llaman más que a mi exmarido, probablemente porque soy mujer”, dice, “y eso que él es más amable”.

Se ve en el mismo sitio, investigando, los próximos 10 años. Trabajando, y sacando a su perro. Aunque sus dos hijas, ya mayores, han dejado la casa, no se siente sola. “Cuando tienes un perro no hay ocasión para aficiones. Lo saco por lo menos dos veces al día, y le dedico mucho tiempo”. El frío no le impide salir a la calle con su mascota. “En Noruega decimos que no hay un tiempo malo, que lo que hay es ropa mala. Yo me abrigo, y el perro, también”.


11 claves cotidianas para ser una persona más creativa

http://www.ticbeat.com/cyborgcultura/11-pequenos-trucos-para-generar-ideas-creativas-a-diario/?amp&__twitter_impression=true

  • Graba tus ideas en tu smartphone: Nunca se sabe cuando las musas volverán a aparcar en tu mente, por lo que cualquier buena idea es susceptible de ser capturada antes de evaporarse. Las notas de voz son un gran recurso si tienes cualquier idea acerca de un nuevo proyecto creativo. Por ejemplo, puedes grabar alguna al despertarte por las mañanas.
  • …o escribe, dibuja y boceta: Si prefieres plasmar las ideas en formato escrito, puedes tener un cuaderno visual de ideas, algo que han tenido eminencias del arte de la talla de Tim Burton, Claude Monet y Andy Warhol. Llevándolo siempre contigo en tu mochila podrás aprovechar una cola, un viaje de metro o cualquier tiempo muerto en el día para garabatear ideas y bocetos en sus páginas.
  • Bebe de la diversidad de las opiniones ajenas: Tus ideas creativas, como las de todos nosotros, están limitadas por los pensamientos en su propia cabeza, desarrollados a través de tus experiencias, contexto, familia, entorno, cultura y toda clase de fuentes. Por ello es muy interesante abrir la mente a la opinión e imaginación de otros seres humanos, buscando nuevos ángulos y recovecos para la inspiración.
  • Tiempo para ti: Un ritmo de vida frenético, excesiva carga de trabajo y demasiadas preocupaciones lastran tu potencial creativo. Tómate un rato al día exclusivo para ti, aunque solamente sea media hora. En ese lapso podrás jugar con tus materiales favoritos, meditar en busca de nuevas ideas, hacer tu propio brainstorming o navegar
  • Rabiosa actualidad para alimentar tu inspiración: Es importante hojear los periódicos, mantenerte al tanto de las noticias, seguir los ámbitos culturales de tu interés y conocer tanto lo que sucede en tu ámbito local como en el resto del mundo. Y es que, nunca se sabe qué podría activar tu próxima gran idea.
  • Construye tu gran visión: Varias de las personas creativas más prolíficas de todos los tiempos concibieron sus ideas más asombrosas porque estaban trabajando para lograr una gran visión que les guiara en cada paso del camino. Por ejemplo, Apple sorprendió al mundo con sus revolucionarios iPods, iMacs y iPhones, creados al calor de la idea de cómo dichos productos tecnológicos podrían cambiar y mejorar la vida de las personas.
  • Maneja tu atención: Obsesionarte con la generación de ideas puede devenir en un bloqueo creativo, por lo que es importante que sepas cómo desviar tu atención a otros apartados para refrescar tu mente, especialmente si utilizas la creatividad en el ámbito laboral. Puedes aplicar algunas técnicas de meditación y relajación para ello.
  • Brainstorming: Una sesión de lluvia de ideas con un bolígrafo y un trozo de papel es una de las mejores estrategias para crear grandes conexiones y acuñar grandes proyectos. En este artículo te resumimos las cinco fases principales para que cualquier brainstorming salga a pedir de boca.
  • No hacer nada: Pese a que pueda parecer contraproducente, en realidad es esencial para reciclarte y que las buenas ideas surjan por si solas. Siéntate en silencio y mira por la ventana, pasea al aire libre, mira las nubes o túmbate a escuchar música. Permitir que tu cerebro no haga nada en absoluto permite a tu imaginación gozar de una libertad sin límites. 
  • Juega a ser alguien por un día: Imagina que eres Mary Shelley, Walt Disney, Albert Einstein o Frida Kahlo por un día, preguntándote qué ideas tendrían frente a diversas situaciones.
  • Busca tu propia rutina: Tener una rutina regular puede ser la manera perfecta de generar grandes ideas creativas. Muchas personas creativas famosas, incluido el escritor Stephen King, rey del género de terror, presumen de haber creado una rutina diaria específica para que fluyan sus mejores ideas.

Fuente | Lifehack


Seres sentimentales

https://elpais.com/cultura/2018/08/02/babelia/1533222386_440671.amp.html

Seres sentimentales

El neurocientífico Antonio Damasio detalla en un ensayo cómo aparece la mente y cómo se generan las emociones en el cerebro

“Tengo nuevos hechos e interpretaciones para compartir”. Antonio Damasio, uno de los neurocientíficos más conocidos del mundo, tiene nuevo libro porque sabe cosas nuevas y quiere contarlas. Y, como siempre, las cuenta de maravilla. Este libro es la historia de la vida a la luz de las emociones, es decir, pone el foco donde no suele estar y, además, lo lleva atrás del todo, al origen de la vida. De las células primigenias y su deseo de perdurar a la actual condición humana, Damasio nos dice cómo somos y por qué. Un relato sobre la sustancia de los sentimientos humanos y sus consecuencias, porque “son los sentimientos los que crean la medicina, bien por la empatía o por la compasión”.


Habilidades del pensamiento creativo (II): hacer preguntas poderosas

https://www.educaciontrespuntocero.com/noticias/habilidades-pensamiento-creativo-hacer-preguntas-poderosas/86105.html

Las preguntas son la maquinaria que impulsa el movimiento de la mente. Las preguntas son esenciales para avanzar, para elegir, para decidir, para saber, para aprender, para pensar y para tener éxito en la vida. Para lograr estos objetivos, deben ser preguntas inteligentes y abiertas, preguntas poderosas. Este artículo es la continuación de las habilidades del pensamiento creativo (I): apartar el juicio. 

Sócrates, el gran filósofo griego, creía en la importancia de la conversación y del debate. Practicaba con sus discípulos, entre ellos Aristóteles y Platón, y con los ciudadanos de Atenas la mayéutica, un método de alumbramiento del pensamiento propio mediante preguntas acerca de conceptos universales como la honestidad o el amor. Sus discípulos reflexionaban y accedían a su conocimiento interno, lo que les brindaba también una gran oportunidad para conocerse a sí mismos.

Habilidades del pensamiento creativo: hacer preguntas

  • Cultivar mentes vivas

pensamiento creativo

Los seres humanos hacemos preguntas para comprender la realidad que nos rodea y tener referencias. Las preguntas ayudan a estructurar el pensamiento, a sacar a la luz los puntos de fricción, a debatir nuevos puntos de vista, a asumir la responsabilidad y a ver lo que permanece más oculto por resultar lo menos obvio. Las preguntas inteligentes y abiertas provocan transformaciones, estimulan la aparición de nuevos caminos para pensar, provocan, su vez, nuevas preguntas y favorecen una mente viva y dinámica. Por todo ello, el arte de hacer preguntas debe estar presente en las aulas y formar parte del hacer diario de los profesores.

Sin embargo, no todas las preguntas sirven a estos propósitos que acabo de enumerar. Por ejemplo, las preguntas cerradas que se contestan con una afirmación o una negación no aportan movimiento al pensamiento. Tampoco son muy recomendables las preguntas que dan comenzó con un por qué. La razón estriba en que esta pregunta puede encerrar una acusación o una reprimenda y ante tal escenario la persona que tiene que contestar tenderá a justificarse o a excusarse con el fin de evitar un castigo, regaño o llamada de atención.

“Las preguntas ayudan a estructurar el pensamiento, a sacar a la luz los puntos de fricción, a debatir nuevos puntos de vista, a asumir la responsabilidad y a ver lo que permanece más oculto por resultar lo menos obvio”

Las preguntas que sirven al aprendizaje son aquellas que enriquecen el ambiente y piden la participación de todos permitiendo que distintas ideas y puntos de vista convivan. Si quieres inspirar y motivar, las preguntas que hagas deben ser amplias, tener fuerza, retar y tener una estructura abierta. Las preguntas que mejor funcionan en el aula son las que llevan al estudiante a sacar conclusiones por sí mismo y a explorar un área del saber sin condicionamientos preestablecidos.

 

  • Neuronas pensantes

Te sugiero que involucres a tus alumnos en las disciplinas que impartes a través de preguntas. Por ejemplo, un profesor de Historia puede abrir preguntas en clase relacionadas con periodos, situaciones o personajes para que los alumnos indaguen y extraigan conclusiones acerca de qué piensan que sintieron los protagonistas de un hecho, qué alternativas más podría haber tenido en cuenta un personaje histórico, qué hubiera pasado de no haberse tomado una determinada decisión histórica o cómo hubieran ellos llevado a cabo alguna acción documentada en la Historia.

Las preguntas que hacen pensar y permiten que las ideas den vueltas y formen nuevas redes de conexiones neuronales suelen comienzan por:

  • ¿Qué…?
  • ¿Dónde…?
  • ¿Cuándo…?
  • ¿Quién…?
  • ¿Hasta qué punto…?
  • ¿En qué medida…?
  • ¿Bajo tu punto de vista…?
  • ¿Cómo…?
  • ¿Para qué…?

Este es el inicio de las preguntas poderosas, que marcan un espíritu de encuentro y de curiosidad rebosante de aprendizaje. El resto de los ingredientes has de añadírselos tú y diseñar preguntas acorde con tu materia y el objetivo que te hayas propuesto alcanzar con tus alumnos.

“Lo importante es que tus preguntas resuenen en tus alumnos y que puedan encontrarse a sí mismos para pensar por sí mismos”

Estos objetivos pueden ser del tipo hacerles pensar en términos estratégicos, que empaticen con alguien, que se enfoquen en un determinado hito, que tengan una visión general de un asunto, que desarrollen su pensamiento crítico, que no se conformen con lo establecido o que expandan su creatividad. En este sentido, tienes preguntas para aclarar, para verificar, para comprender, para ampliar las miras, para hacer reflexionar, para profundizar… Lo importante es que tus preguntas resuenen en tus alumnos y que puedan encontrarse a sí mismos para pensar por sí mismos, tal como estableció Sócrates.